Compromiso y conexión del líder con la organización son fundamentales para obtener buenos resultados

Compromiso y conexión del líder con la organización son fundamentales para obtener buenos resultados

POR:
noviembre 21 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-21

"Para ser franco, lo que marca la diferencia es el liderazgo enfocado a lograr altos niveles de realización personal y profesional, no solo resultados", comenta Yesford. Un líder reconoce también la contribución de valor de los demás y los empodera para que sean capaces de hacer sus aportes.

Palabras más, palabras menos, un líder debe estar en 'sintonía' con su organización y con su gente, no importa el nivel que tenga y facilitar la respuesta a cinco preguntas clave: "¿hacia dónde vamos?, ¿cuáles son los objetivos y prioridades?, ¿cómo vamos a ser apoyados como empleados?, ¿cómo vamos a ser recompensados? La respuesta cambia según el nivel de liderazgo y es lo que asegura el compromiso emocional", añade Pérez.

Lo cierto es que, para los expertos, en tiempos de crisis los líderes deben tener ciertas competencias: la primera y más importante es la capacidad de cambio y transformación. No se trata solo de velocidad sino de llevarlo a cabo de forma efectiva.

Otro desafío es transformar el enfoque de liderazgo, de tener énfasis en ventas, resultados y procesos a lograr compromiso emocional de clientes y empleados.

"Esto es dramático. Una investigación de Wilson Learning reveló que el 83 por ciento de los gerentes ven que el compromiso emocional es clave, pero solamente el 56 por ciento de los empleados está comprometido", dice Pérez.

Pero, ¿cuál es el beneficio? Una organización con compromiso puede lograr impactos como el incremento de ingresos operacionales en 19 por ciento; ingresos netos, 13 por ciento; valoración de la acción, 28 por ciento, según el estudio.

El otro desafío es poder lograr un efecto de liderazgo y compromiso no solo en la organización, sino en todos los sistemas: distribución, aliados, proveedores.

Lo cierto es que el mayor reto de hoy es la globalización: las organizaciones han invertido grandes cantidades de recursos para integrarse a ese concepto y los líderes son los primeros llamados a transformar su gente, su cultura y sus negocios.

Pero para evolucionar al al más alto nivel son claves el aprendizaje permanente y la clara comunicación.  

Siga bajando para encontrar más contenido