Compromisos para disminuir la corrupción en Colombia

La firma de acuerdos contra prebendas y sobornos busca disminuir el impacto que estos causan en diferentes sectores de la economía nacional.

El fenómeno de los sobornos dejó en el 2013 pérdidas de 800 millones de dólares.

Archivo particular

El fenómeno de los sobornos dejó en el 2013 pérdidas de 800 millones de dólares.

Finanzas
POR:
septiembre 25 de 2014 - 02:41 a.m.
2014-09-25

La corrupción en Colombia no sólo genera desconfianza hacia la institucionalidad y diversos sectores económicos, sino que también ha traído serias consecuencias a la economía nacional, con pérdidas que alcanzaron los 800 millones de dólares en el 2013, según la Comisión Nacional Ciudadana Para la Lucha Contra la Corrupción.

Además, el Barómetro Global de Corrupción 2013, elaborado por Transparencia Internacional (TI), indica que 38% de los colombianos percibe que las empresas son corruptas o extremadamente corruptas. En el 2013, TI calificó a Colombia con 36 puntos en el Índice de Percepción de la Corrupción (sector público), en el que ocupó el lugar 94 entre 177.

“Por otro lado, el Banco Mundial (BM) destaca que, en opinión de los empresarios, la corrupción es el factor que más dificulta la competitividad de la empresa privada en Colombia”, comenta Diana Chávez, directora del Centro Regional para América Latina y el Caribe.

Y agrega que los principales aspectos relacionados con el sector privado que se ven afectados por la corrupción son categorizados por el BM así: apertura de un negocio, manejo de permisos de construcción, obtención de electricidad, registro de propiedades, aprobación de un crédito, protección de los inversores, pago de impuestos, comercio transfronterizo, cumplimiento de contratos y resolución de la insolvencia.
INSTRUMENTOS ÉTICOS 

Así, con el fin de superar este escollo, los sectores petroleros y el de la salud buscan frenar la corrupción en sus mercados.

“La Cámara de Dispositivos Médicos e Insumos para la Salud, de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) tiene un código de ética acompañado de un plan de acción”, explica Marisol Sánchez, directora ejecutiva de esta Cámara.

La iniciativa busca promover la autorregulación en el sector de dispositivos médicos e insumos para la salud, con esquemas de comportamiento empresarial bajo estándares éticos internacionales que redunden en buenas prácticas comerciales de la industria, permitiendo mejorar la experiencia de usuarios y pacientes, que forman parte de la cadena de uso e implementación de dichos implementos.

“Este código ha generado un gran impacto en las empresas agremiadas, ya que se comprometen a incorporarlo en sus actividades.

“La vigencia es permanente, ya que una vez se termine el plan de cumplimiento se someterá a revisión para su actualización cada tres años”, agrega la ejecutiva de la Cámara.

PACTO PARA LA TRANSPARENCIA EN EL DESARROLLO DE LOS NEGOCIOS 

Las compañías que prestan servicios petroleros, afiliadas a la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros (Campetrol), firmaron en su asamblea anual un ‘Pacto sectorial por la transparencia y la lucha contra la corrupción’, con el que establecen un marco ético para los negocios, con reglas claras y justas para todos, y en el que el Centro Regional participa como facilitador neutral.

Esta iniciativa es la primera en Latinoamérica de su tipo. “Es un compromiso formal, jurídicamente vinculante, en el que una serie de compañías se comprometen a adoptar estándares específicos de transparencia y anticorrupción, conocidos y de clase mundial, como el décimo principio anticorrupción de las Naciones Unidas o la iniciativa Paci (Partner Against Corruption Intiative), con los que se establecen unas condiciones elementales para estar alerta ante eventuales riesgos de sobornos y generar mecanismos que los prevengan y anticipen”, afirma Pablo Miranda, Compliance Officer de Siemens AAN.