Concesionario propone cambiar el diseño de la zona de carga, para lo cual hay dos alternativas

Concesionario propone cambiar el diseño de la zona de carga, para lo cual hay dos alternativas

POR:
octubre 29 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-10-29

De acuerdo con los pliegos de licitación, la zona de carga tendría un edificio de un piso con un gran hall, donde se atendería la carga. Sin embargo el concesionario propuso modificarlo. Para ello Opaín seleccionó a las empresas Aisis y General Electric, para diseñar, construir y operar la zona de carga. Cada una de ellas tiene una propuesta que incluyen cambios considerables. El edificio sería de tres pisos, con un patio de consolidación de carga más amplio, con la localización de carga oficial y una zona más grande para la Dian. Jaramillo explicó que en un principio no habría un costo adicional por el cambio del diseño y que de existir un sobrecosto, este sería marginal. Jaramillo recalcó que no se habla de un cambio estructural y que la decisión de construir como está en los pliegos o mejorar las obras están en manos de la Aerocivil. El concesionario considera que a finales del 2009 el Puente Aéreo se debe convertir en terminal regional. La operación nacional e internacional deberá estar muy cerca y no como sucede hoy con el caso de Avianca, ya que es muy complicado hacer las conexiones por falta de infraestructura. El concesionario tiene prácticamente lista la empresa que implementará el kiut de los mostradores. Este proceso se ha concertado entre el concesionario y las aerolíneas, quienes son las que deberán definir el equipo a utilizar. Con este kiut, no existirán mostradores fijos, es decir, que una compañía utilizará el mostrador disponible para atender un vuelo y luego saldrá y vendrá otra compañía. Este proceso es similar al que se opera en otros aeropuertos del mundo. Con respecto a los bomberos, el concesionario señala que es necesario que se cambie el lugar donde estará el equipo en la pista uno, ya que no cumple con las normas internacionales de la Oaci. También hay un boceto de dos pistas más y de ser necesario se podría acondicionar un muelle para atender un A380. LAS OBRAS El concesionario, aunque no lo dice en voz alta para no generar polémicas que no conduzcan a nada, sí cree que se debe pensar en un ajuste al proyecto, es decir, un mayor alcance, previendo que se mantenga el incremento en el movimiento de pasajeros y de carga. El hecho de que Bogotá y el país esté en la mira de importantes multinacionales y compañías de negocios, hace pensar que Bogotá tendrá un tráfico muy apreciable en un tiempo mínimo, sostiene Luis Fernando Jaramillo Correa de Opaín. El directivo señaló que el orden de la inversión se mantiene, es decir, 650 millones de dólares. Sin embargo explicó que de demolerse el actual terminal las cifras se incrementarían. Jaramillo sostiene que por ahora la concesión de Eldorado va de acuerdo al cronograma, y que las obras civiles grandes arrancarán el próximo año. En lo que resta del 2007 se concentrarán en la ampliación de la zona de oficinas de atención al público. SE DEBEN HACER AJUSTES QUE PERMITAN ATENDER LA DEMANDA

Siga bajando para encontrar más contenido