La conciliación del PND revivió venta de Isagén

La hoja de ruta del Gobierno recibió el aval del Congreso, tras una extensa jornada para acordar el texto final en la Cámara y el Senado. El Plan requerirá inversiones de $703 billones al 2018.

Finanzas
POR:
mayo 07 de 2015 - 02:14 a.m.
2015-05-07

Luego de una extensa jornada de conciliación en las plenarias del Senado y de la Cámara de Representantes, que estuvo marcada por desacuerdos en torno a asuntos como la venta de Isagen, el Canal Uno y las licencias ambientales exprés, el Plan Nacional de Desarrollo (2014 – 2018) recibió la bendición del Congreso para pasar a ser sancionado por el presidente Juan Manuel Santos en las próximas semanas (Lea también: Plan Nacional de Desarrollo, a sanción presidencial).

Sobre la hoja de ruta del Gobierno, que tiene poco menos de un mes de plazo para ser sancionada, pesaron los reparos de bancadas como el Polo Democrático, la Alianza Verde y el Centro Democrático.

Por ejemplo, el Polo insistió en que demandará el Plan ante la Corte Constitucional por vicios de trámite y por dar al Ejecutivo facultades para reformar entidades agrarias.

“El artículo que buscaba que se frenara la venta de Isagen se cayó. El Ministerio de Hacienda lo hizo sacar al ser considerado inconstitucional”, contó el senador Ángel Custodio Cabrera, quien recordó que durante el proceso de conciliación también se revivió la posibilidad de poner en concesión el Canal Uno.

Por otra parte, explicó el senador Cabrera, los congresistas también criticaron que el Plan abrirá las puertas a las exploraciones mineras en los páramos y fuentes hídricas.

“Votamos negativamente la conciliación, porque no se estudiaron las licencias exprés. Tumbamos lo del tercer canal y lo metieron de nuevo. También, volvió lo de la minería en páramos”, aseguró el senador Iván Duque Márquez, quien reiteró que haber echado abajo el artículo que impedía la venta de Isagen es “una burla”. Asimismo, recordó que el Ejecutivo “ya le hizo la cama” a la subasta de la generadora de energía, la cual está agendada para el próximo 19 de mayo.

Por otro lado, el senador Iván Cepeda denunció que con la aprobación del Plan se abrirá el espacio para permitir la explotación minera y petrolera en las zonas de páramo del país. “Con esto se está violando el derecho fundamental al agua y al equilibrio ecológico”.

Entretanto, durante la conciliación, el presidente del Senado, José David Name, manifestó que “la Unidad Nacional fue clave para la aprobación del articulado, lo que deja de presente nuestro compromiso. Tuvimos las mayorías y los acuerdos suficientes”.

Tras el proceso de conciliación, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas, recordó que el Plan requerirá inversiones por $703 billones para este cuatrienio y destacó que la hoja de ruta del Gobierno “está pensada en los colombianos que están en condición de pobreza y en las personas más necesitadas”.

Asimismo, Cárdenas recordó que paz, equidad y educación son los pilares de la hoja de ruta y reiteró que el Plan se fundamenta en estrategias como competitividad e infraestructura, movilidad social, transformación del campo, seguridad y justicia para la construcción de la paz y buen gobierno.

El Ministro recordó que el Plan hará obligatoria la educación media y que desarrollará la “implementación de la política de primera infancia y una política nacional para la infancia y la adolescencia”. Agregó que se pondrá en marcha la jornada única escolar.

Asimismo, explicó que el sector infraestructura se fortalecerá con los “Proyectos de Interés Nacional Estratégicos (Pines), por medio de los cuales se harán más eficientes los trámites de aprobación de licencias ambientales y la compra de predios para la ejecución de proyectos viales”.

Cárdenas afirmó que el Gobierno Nacional Central destinará $160,3 billones a políticas y estrategias incluidas en el Plan y reiteró que esta cifra se encuentra acorde con la realidad fiscal actual. Para este año, dijo, “las apropiaciones para inversión ascenderán a $44,6 billones; en tanto para el 2016 serán de $37,3 billones; para 2017, de $38,5 billones y para 2018 de $39,8 billones”.

Con la aprobación del Plan, se puso orden al alumbrado público de los municipios, se creó un Consejo Nacional del Agua, se darán subvenciones a Satena para que llegue a regiones apartadas del país, se incentivará un programa de videovigilancia nacional, se financiará el sistema de responsabilidad penal para adolescentes, se hará el Fondo Regional para los Contratos Plan y se pone en marcha el Sistema Estadístico Nacional (SEN).

También, se prolongarán hasta el año 2018 los subsidios para energía y gas correspondientes a estratos 1 y 2 de la población.

LOS ARTÍCULOS QUE SE HUNDIERON DURANTE LOS DEBATES 

En el primer debate del Plan Nacional de Desarrollo, se hundió el artículo que pretendía igualar los tributos para los licores nacionales e importados y también, otro relacionado con lotería preimpresa e instantánea.

Frente a la primera propuesta, las regiones señalaron que el monopolio licorero y las finanzas departamentales se iban a ver perjudicadas.

Entretanto, durante el segundo debate se echó abajo otro artículo que buscaba aumentar la tasa de uso del agua a los empresarios y también, a los estratos 4,5 y 6. En ese momento, los industriales manifestaron que esta iniciativa iba en contra de la rentabilidad de las compañías.

Por otra parte, desde diferentes organizaciones de la salud se cuestionaron las bases para remodelar el sector y se advirtió que el Gobierno busca desaparecer el Fosyga.

hecsan@eltiempo.com