Concluir negociaciones para acuerdos de asociación pidió la Cumbre ALC-UE

La Declaración de Lima enfatizó la "prioridad política" de ese paso, aunque algunos países como Bolivia han cuestionado el esquema de integración que se plantea, con una zona de libre comercio.

POR:
mayo 16 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-16

Los mandatarios presentes en la V Cumbre de América Latina, el Caribe (ALC) y la Unión Europea (UE) también instaron a reanudar las negociaciones con el Mercosur.

Hasta ahora, la Unión Europea sólo ha suscrito acuerdos de asociación con México y con Chile. Con los países del Caribe está cercana a concluir las negociaciones.

La Cumbre de Lima, que reunió en la capital peruana a cerca de 50 gobernantes, tuvo como temas principales la erradicación de la pobreza y la protección ambiental.

Así, en el documento final se destaca la búsqueda por "promover el bienestar de las poblaciones con sociedades más inclusivas e integradas, profundizar la integración regional, y construir un sistema multilateral más efectivo y democrático".

Los jefes de Estado y de gobierno ratificaron el compromiso para mejorar la calidad de vida de los habitantes de sus países a través de "políticas sociales efectivas, crecimiento económico con impacto distributivo, y participación social para reforzar la institucionalidad".

En particular, se señala que las políticas sociales deben atender los problemas de desnutrición y malnutrición, así como los educativos, los de sanidad y empleo.

La Declaración de Lima propugna que se preserven "las políticas macroeconómicas ordenadas y un clima seguro para la inversión, promoviendo políticas a favor de la plena formalización de la economía".

También hay una mención al tema de las migraciones, en la cual se propone "sobre la base del respeto a sus derechos humanos y el principio de responsabilidad compartida, el desarrollo de un enfoque que comprenda su importante contribución para las sociedades receptoras".

Además, propone que se "intensifique la cooperación para prevenir y combatir el tráfico ilícito de migrantes, la trata de personas, la xenofobia y el racismo".

Sobre medio ambiente, la declaración subrayó "la importancia de integrar el desarrollo económico y social con la protección ambiental", así como "la cooperación en la preservación y manejo sostenible de la biodiversidad, bosques, recursos marinos y agua, y lucha contra la desertificación y la gestión adecuada de los productos químicos".

El texto propone "plantear iniciativas para prevenir o reducir las emisiones de gas de efecto invernadero".

Finalmente, sobre el tema de la energía, los mandatarios latinoamericanos y europeos plantearon "acciones de cooperación birregional, relacionadas con las fuentes de energía limpia y las no renovables", al igual que fomentar un aumento en "el acceso a energía menos intensiva en carbono".

Siga bajando para encontrar más contenido