Todo conduce a una nueva reforma

Todo conduce a una nueva reforma

POR:
mayo 12 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-12

En medio de un año electoral como el 2010, las llaves que el Gobierno tiene a mano, según los analistas son: ajuste en los gastos, reforma tributaria, reforma a los parafiscales y más deuda.

Para Reina, ante este panorama el Gobierno tiene dos opciones: o recorta sustancialmente los gastos o definitivamente le "mete el hombro a la discusión de una reforma tributaria".

Sin embargo, advierte que si la recuperación de la economía colombiana y de la mundial se demora más de lo previsto, probablemente el Ejecutivo no podrá hacer un recorte de gastos porque profundizará la desaceleración.

El ministro Zuluaga dijo hace unos días que se debe mantener una eficiente inversión pública, porque un gasto público recortado afectaría negativamente el crecimiento económico. "En este momento es definitiva la inversión pública", reiteró.

Así las cosas, y como el problema es de recursos, para Reina es clave el tema de la reforma tributaria. "Es inevitable que el Gobierno encare la discusión de los incentivos tributarios que hay para el capital y la inversión, va a ser inevitable la discusión de los parafiscales y va a ser inevitable que encare la necesidad de racionalizar la estructura del IVA. Ante el apuro de necesidades fiscales va a ser una oportunidad para enfrentar esas tres cosas", dice.

Pero el Ministro de Hacienda señaló ayer, al preguntarles por el impuesto al patrimonio, que la discusión tributaria le corresponderá al siguiente Gobierno y que se respetarán las reglas actuales.

Advirtió también que si, en medio del debate sobre el financiamiento de la seguridad democrática, se decide una fuente adicional, lo más equitativo es que paguen quienes tienen más.

"Me inclino más por un tributo, si esa fuese la decisión final, que consulte más el poder y la riqueza de cada uno de los diferentes contribuyentes, tal como está hoy", dijo.

Aclaró que efectivamente si esa fuente fuera un nuevo impuesto al patrimonio, las empresas que han firmado los contratos de estabilidad jurídica no lo pagarían.

Por su parte, para el Vicepresidente de Anif la reforma tributaria se quedará para el siguiente Gobierno, que llega en agosto.

"El próximo Gobierno debe ser claro en que será necesaria una reforma tributaria", dijo Rojas.

Y aclaró que el actual Gobierno se las podrá arreglar con más deuda, bien sea a través de la emisión de TES, con más colocaciones de bonos en el mercado externo (en donde le ha ido bien) o más recursos de las multilaterales.

"No se nos olvide que Colombia no les dio la espalda (a las multilaterales) y ahorita puede ir a pedirles plata sin problemas", destacó Rojas. 

Siga bajando para encontrar más contenido