Conductores sorpendidos con documentación falsa pueden parar en la cárcel

La acción de la Policía de Carreteras durante la pasada temporada navideña terminó con la detención de 408 personas que presentaron a las autoridades pases y Soat falsos.

POR:
enero 26 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-26

Las autoridades de Tránsito y Transporte están decididas a acabar de una vez por todas con el tráfico de documentos adulterados. Por eso durante las vacaciones de fin y principio de año intensificaron los retenes por los corredores del país para identificar a aquellos que rodaban sin sus papeles al día.

Con sus acciones se logró la detención de más de 400 conductores que portaban documentación falsa, en especial la licencia de conducción y el certificado de revisión técnico mecánica.

Muchos de los detenidos expresaron su sorpresa al ser notificados pues no sabían que manejaban con una licencia que no cumplía con las características avaladas por el Ministerio de Transporte.

El director de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, señala que lo más común en estos casos es que el portador del documento obtuvo su licencia a través de tramitadores de mala fe: "los cuales entregan documentos en apariencia verdaderos y se quedan con la plata del trámite".

"Lo grave del asunto es que a la Policía no le queda más remedio que poner a los conductores a órdenes de la Fiscalía, pues el uso de documento falso es tipificado como delito por el Código Penal y la Ley 1142 del 2007", agrega.

Otros propietarios de vehículos fueron detenidos por tramitar pases en diferentes secretarías de tránsito del país para evadir  responsabilidades legales y administrativas.  El delito es más grave si se tiene en cuenta que obtuvieron sus documentos de forma fraudulenta, lo que induce a los funcionarios de las diferentes entidades a expedir los papeles sin que el usuario cumpla los requisitos establecidos en la Ley.

"Precisamente uno de los accidentes de principios de año involucró un vehículo de servicio público y dejó un saldo de cuatro pasajeros muertos -relata Palomino-. Descubrimos que el conductor había tramitado cuatro veces su licencia en igual número de ciudades porque debía varios comparendos".

Aunque legal, no aparece
En ocasiones la secretaría de tránsito que tramitó el pase no se pone al día ante el Registro Único Nacional de Tránsito (Runt) o sucede que el tramitador de marras obró 'legalmente', pero obviando el registro del documento ante la autoridad. En ese caso, el conductor rueda con una licencia verdadera, pero 'inexistente'.

"Si la licencia no aparece en la base de datos, no es real para las autoridades. De ahí la importancia que las secretarías se pongan al día con el Runt, ya que es la herramienta ideal para acabar con 'cultura del atajo' y el arma más efectiva para descubrir a los conductores que van de municipio en municipio sacando el pase para evadir la ley", aclara Palomino.

Pero con Runt o sin Runt, lo cierto es que el artículo 19 del Código Nacional de Tránsito es muy claro en cuanto a los requisitos. Estos son de fácil cumplimiento, pero requieren del conductor hacer las cosas en cumplimiento de las normas.

Para servicio particular, la ley permite hacerlo desde los 16 años cumplidos, pero exige saber leer y escribir con el fin de poder realizar un curso teórico y práctico en una escuela de conducción reconocida por el Ministerio de Transporte.

Sin embargo las autoridades proponen la creación de una entidad de tránsito independiente que someta a un examen teórico y práctico a quienes tengan el diploma de la escuela de conducción, como funciona en otros países. De esta manera se puede certificar que quien obtiene un pase es realmente una persona idónea para conducir.

Siga bajando para encontrar más contenido