El poder de la confianza

El poder de la confianza

POR:
noviembre 09 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-09

Según Ralph Waldo Emerson, poeta y pensador estadounidense: la confianza en sí mismo es el primer secreto del éxito. Esa confianza es fuerte como el acero cuando te valoras, aprecias tus talentos y los pones en práctica. Creer en ti es un camino seguro y puedes esperar milagros de la confianza y serios reveses de la incredulidad. Mírate con humildad como un ser maravilloso, con una gran dignidad y con un inmenso potencial. Confía firmemente como los seres que aman la vida desde una silla de ruedas y esperan lo mejor. La confianza movió a grandes descubridores como Colón y Magallanes, y es la que da aliento a los inventores y los creativos. Ten una sólida confianza a pesar de las caídas, aprende de los errores y avanza con ánimo resuelto. Aléjate de los pusilánimes, imita a los seres animosos y recuerda que todo llega para el bien si confías en Dios, en ti y en los otros. Los grandes descubridores eran seres con una confianza férrea y esa confianza fue su aliciente para lograr lo que se propusieron. Es fácil creer cuando el sol brilla y la vida fluye serena, pero ¿qué pasa cuando solo hay dolor y oscuridad? Pierdes el rumbo, no encuentras asidero y sientes que Dios es sordo a tus ruegos. No quieres orar, peleas con él y te preguntas por qué sufres, siendo tú un ser bueno. En ese calvario han estado los santos y los seres de luz, ya que el mal no golpea sólo a los malos. Jesús se sintió abandonado en su agonía y Francisco de Asís fue perseguido con saña por hermanos de su comunidad. Las pruebas están allí para madurar, evolucionar y volver a reverdecer tras el crudo invierno. Por eso nunca dejes de orar y cree que Dios siempre está de tu parte, aunque no lo sientas. Ahora te deprimes por hechos materiales que, un día, verás de otra manera cuando la tempestad se aquiete. Anímate imaginando a Beethoven que compone su más hermosa sinfonía, la Novena, completamente sordo. Piénsalo y canta: si es que no encuentras la alegría en esta tierra, búscala hermano más allá de las estrellas. La confianza te ayuda a superar las barreras de la duda y el miedo. Necesitas confiar en ti, en Dios y en los demás. No de un modo ingenuo, sino con sabiduría para que nadie abuse de ti y tu vida se apoye en firmes cimientos. Confía sin caer en la trampa de generalizar los actos bajos de unas pocas personas. Si alguien te traiciona, lo sensato es aprender en lugar de pensar que no se puede confiar en nadie. El sabio nunca convierte una experiencia en ley de vida. Es solo un hecho pasajero. No toda persona es digna de la misma confianza y eso es algo que conviene tener en cuenta. Lo importante es que creas en ti y sientas que, con Dios en tu alma, no hay nada que temer. Ten presente que los otros solo confían en ti si eres transparente. Gonzalo Gallo G. Escritor - Conferencista Es fácil creer cuando el sol brilla y la vida fluye serena, pero ¿qué pasa cuando solo hay dolor y oscuridad?”.

Siga bajando para encontrar más contenido