La confianza ayuda a conseguir recursos a pequeñas industrias

El primer paso para buscar capital para su pyme es dimensionar las necesidades financieras que tiene, con el fin de apalancar la labor productiva a la que se dedica.

POR:
julio 31 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-31

La experiencia del sector bancario indica que, muchas veces, el propietario de una pequeña y mediana empresa se presenta a una entidad crediticia a solicitar un préstamo de dinero, pero no sabe la cuantía ni para qué va a utilizar esos fondos. Según Fernando Esmeral, vicepresidente comercial de Bancóldex: “cuando se hace referencia a las necesidades es que en la práctica se encuentra con mucha frecuencia al empresario que financia sus obligaciones de largo plazo con recursos de corto plazo. Esto es un error financiero muy grande, por cuanto lleva, posteriormente, a problemas de liquidez de las empresas y de pronto a su desaparición”. Por su parte, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, expresa que en todo proyecto, es necesario que la empresa conozca muy bien las carencias de mejoramiento que requiere, para así poder presentar un buen diagnóstico y, a partir de ahí, hacer la formulación de una propuesta. Una vez se tenga claro este punto, el empresario debe diligenciar los formatos que solicita el Fomipyme, que hacen referencia a la definición de las actividades que se requieren desarrollar y sus costos. Luego, la empresa debe exponer, de acuerdo con el diagnóstico y plan de mejoramiento presentado, los resultados a los cuales se compromete que son el reflejo de la aplicación de los recursos de cofinanciación. Norman Correa, presidente de Acopi, estima que para conseguir recursos en el sector financiero, las pymes deben primero estar constituidas legalmente, luego acreditar que la empresa para la cual solicitan los recursos es viable y, por tanto, es sujeta a ser tenida en cuenta para el préstamo. Seguridad Otro punto importante en la consecución de recursos es la confianza que tenga el empresario en su propio negocio y una forma de demostrar esta actitud es invertir recursos en él. Por consiguiente, este punto debe ser una inversión compartida entre el dueño de la pyme y el sector financiero. Despertar la confianza del banquero es supremamente importante para obtener acceso a los recursos y en este punto juega mucho la información que se suministre de la empresa y de quien va a solicitar el préstamo. “Más allá de las garantías y de los requisitos que pueda presentar un empresario para conseguir un empréstito, los aspectos que tiene en cuenta un banquero para prestar plata, es la seguridad que demuestre éste sobre el conocimiento de su negocio y que la pyme esté constituida legalmente”, observó Esmeral. Reconoció, además, que a pesar de haber ciertas facilidades para acceder al crédito bancario, aún falta mucho para que dicho proceso sea exitoso en un ciento por ciento. “Pero si se comparan los inconvenientes que se presentaban antes a como funciona en la actualidad, esta situación ha evolucionado mucho”, agregó el vicepresidente comercial de Bancóldex. Hoy, pese a los requisitos y obligaciones exigidas por la banca, hay muchas facilidades. BALANCE En el 2007, el 67 por ciento de los recursos previstos para las pymes, por parte de Bancóldex, fueron desembolsados a estas unidades empresariales. Fernando Esmeral, vicepresidente comercial de Bancóldex, destacó que, gracias al apoyo del Fondo Nacional de Garantías, muchos microempresarios han podido conseguir crédito acorde con sus requerimientos, no obstante a las dificultades que tienen algunos de ellos, por carecer de los respaldos necesarios para tener derecho a esos préstamos. “Este año se hará mayor énfasis en la financiación de activos fijos, compra de tecnología, créditos a mediano y largo plazo, como también empréstitos para las Mipymes”, anunció el vicepresidente comercial de Bancóldex y además reveló que este año, se busca colocar mínimo 1,6 billones de pesos para cubrir este tipo de solicitudes.Emprenderismo, espíritu que impulsa la economía socialLa capacitación y los centros de desarrollo empresarial han facilitado la creación de nuevas empresas que han conquistado otros mercados. Gracias a la actitud creativa, recursiva y generadora de bienes y servicios de muchos colombianos, surgieron nuevas formas de negocio, como las pymes (pequeñas y medianas empresas). Actualmente, estas se enmarcan en una palabra: emprenderismo. Hoy en día, este concepto es más relevante para la sociedad actual, debido a la necesidad de enfrentar el desempleo, generando recursos propios y logrando estabilidad económica. Los emprendedores no están solos en el proceso de gestión; por el contrario, son apoyados por las incubadoras de empresas. Estas instituciones facilitan el desarrollo de las nuevas unidades productivas durante sus primeros años, tanto de gestación como de operación, se encargan de la búsqueda de recursos financieros, la generación de contactos comerciales y la asesoría integral en la estructuración y operación de un buen plan de negocios. Algunos padrinos La Universidad Icesi de Cali tiene el Centro de Desarrollo del Espíritu Empresarial (CDEE), que ofrece asignaturas, talleres, seminarios y actividades que impulsan a los estudiantes, sin importar el programa académico al que pertenezcan, a desarrollar proyectos productivos. Ellos son asesorados por profesores expertos en el tema, tanto del Centro, como de las diferentes áreas de la Universidad. Algunos de los cursos, seminarios y talleres que ofrece el CDEE son: Generación de Ideas de Negocio, Desarrollo de la Oportunidad de Negocio, Elaboración del Plan de Negocio, Creatividad Empresarial, Gerencia de Nuevas Empresas, entre otros. Por su parte, la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) cuenta con el centro de emprendimiento Bogotá Emprende, creado en el año 2006, en conjunto con la Alcaldía Mayor de Bogotá. La estrategia del programa se enfoca en los retos que deben enfrentar los empresarios con una economía globalizada. En Bogotá se crean en promedio, cerca de 50.000 empresas. Sin embargo, la mayoría no tienen un plan de negocio y por ello fracasan. Desde que inició operaciones, el centro de emprendimiento ha atendido de manera presencial cerca de 60.000 emprendedores y se han creado 2.727 empresas con un Plan de Empresa. La Universidad EAN de Bogotá, también se ha convertido en líder de la materia, mediante un modelo con el que el estudiante al terminar su carrera puede enfrentar su vida profesional, a través de la creación de su propio negocio. Para consolidarse en este campo, el centro educativo tiene en funcionamiento el programa Emprendedor, el cual vincula por semestre cerca de 800 estudiantes que cursan niveles de pregrado, posgrado y maestrías. Como valor agregado, la EAN tiene alianzas con el Banco Interamericano de Desarrollo, Tecnoparque Colombia, Cámara de Comercio de Bogotá y el Fondo Emprender del Sena, los cuales han resultado de gran apoyo para llevar a cabo las tareas propuestas. Para que emprenda con éxito Un emprendedor exitoso debe romper barreras como la falta de capacitación, la cultura actual de dependencia del salario fijo y las dificultades para obtener financiamiento. Así mismo, debe contar con cualidades que son clave para el espíritu del emprenderismo: confianza inquebrantable, optimismo, creatividad e innovación, perseverancia, autoconfianza e independencia, una ilusión a prueba de todo, audacia, tenacidad, apasionamiento, permanente búsqueda de información, búsqueda de calidad y eficiencia.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido