La confianza del consumidor se recuperó en octubre

Consumidores de estratos medio y bajo son más optimismtas: hay disposición para adquirir bienes muebles y electrodomésticos. En los estratos altos, el ICC cae 23,4 puntos porcentuales, frente a septiembre. También hay buen ambiente para comprar vivienda.

La encuesta de Fedesarrollo revela que, entre los cosumidores, hay buen ambiente para comprar vivienda.

Archivo / Portafolio

La encuesta de Fedesarrollo revela que, entre los cosumidores, hay buen ambiente para comprar vivienda.

Finanzas
POR:
noviembre 12 de 2014 - 05:21 p.m.
2014-11-12

Tras dos meses consecutivos de deterioro, el Índice de Confianza de los Consumidores (ICC) exhibe una recuperación intermensual en octubre, asociada tanto a los indicadores de condiciones económicas como a los de expectativas de los consumidores, señaló Fedesarrollo.

Por nivel socioeconómico, el avance intermensual en la confianza de los consumidores se concentra en los estratos de ingreso medio y bajo, mientras se observa un fuerte deterioro en los estratos altos. La disposición para adquirir bienes muebles y electrodomésticos se sigue posicionando como una de las más altas durante los últimos 4 años.
Los resultados de la Encuesta de Opinión del Consumidor (EOC) del mes de octubre señalan que el Índice de Confianza de los Consumidores (ICC) se situó en un balance del 21,6%.

Así, el balance de este mes es superior tanto al dato de agosto (20,0%) como al de septiembre de 2014 (17,1%).

El indicador de octubre se ubica en un nivel ligeramente inferior al del mismo mes del año anterior.

El ICC reúne cinco componentes: tres de ellos hacen alusión a las expectativas de los hogares a un año vista y dos hacen referencia a la percepción frente a la situación económica actual. Con los tres primeros se construye el Índice de Expectativas del Consumidor (IEC) y con los dos restantes el Índice de Condiciones Económicas (ICE).

En la encuesta es posible observar que el aumento en el ICC en términos mensuales reside en un balance de las expectativas del consumidor (IEC) de 20,6%, que es superior en 5,0 pps frente a septiembre de 2014, y en un aumento de menor magnitud en el índice de condiciones económicas actuales (ICE), al pasar de un balance de 19,3% en septiembre a 23,1% en octubre.
Por su parte, frente un año atrás, el comportamiento del ICC respondió a un ligero deterioro tanto en el ICE como en el IEC, no superior a 1,0 pps en ambos indicadores.
Cuando se analiza la tendencia a lo largo de 2014 de los componentes del ICC, usando promedios móviles de tres meses, se presentan dos patrones. El primero se establece entre marzo y julio, en el cual el ICE e IEC muestran una sólida tendencia al alza, mientras el segundo se presenta entre agosto y el dato más reciente indicando una tendencia a la baja en los dos índices que conforman el ICC.

En octubre, Bogotá es la única ciudad que ostenta un aumento en el ICC en términos mensuales y anuales.
Al discriminar los resultados de la EOC por ciudades, el ICC de la ciudad de Bogotá respalda el avance del indicador total frente a septiembre de 2014. En términos mensuales, las otras tres ciudades de la muestra exhiben caídas en su indicador, siendo significativa en el caso de Cali (3,6 pps).

Asimismo, cuando se compara el nivel actual del ICC frente un año atrás, sólo en Bogotá es visible un aumento. En Cali y Medellín, el retroceso del ICC frente a octubre de 2013 es del orden de los 8,5 pps y 4,5 pps, respectivamente; mientras en Barranquilla permanece inalterado. El anterior comportamiento, en términos anuales, impuso la caída de Cali, Medellín y Barranquilla sobre el progreso de Bogotá dando como resultado un deterioro en el indicador agregado.

Por nivel socioeconómico, el avance intermensual en la confianza de los consumidores se concentra en los estratos de ingreso medio y bajo, mientras el menor balance en la comparación interanual es liderado por un fuerte deterioro en los estratos altos.
Los resultados de la EOC de octubre por nivel socioeconómico denotan un aumento en el ICC con respecto a septiembre para los estratos de ingreso medio y bajo (de 7,7 y 4,7 pps respectivamente), lo que contrarrestó la fuerte caída del indicador para el nivel de ingreso alto (23,4 pps).

Frente a octubre de 2013, por su parte, el indicador de confianza de los consumidores disminuyó de manera considerable para los estratos altos, en 24,4 pps, que junto a un indicador virtualmente inalterado para los estratos medios y a un leve aumento en el de los estratos bajos (1,9 pps) contribuyó al deterioro del indicador agregado.

En octubre, la disposición para adquirir bienes muebles y electrodomésticos se sigue posicionando como una de las más altas durante los últimos 4 años.
De acuerdo a la EOC del mes de octubre, el balance de la disposición a comprar bienes muebles y electrodomésticos se ubicó en 35,6%. En la serie en promedio móvil es posible notar que el actual nivel es inferior a la medición de agosto y de septiembre, en especial producto de la fuerte caída del mes inmediatamente anterior. No obstante, los niveles que se han alcanzado en este indicador desde abril de 2014 son históricamente altos respecto al promedio de los últimos 4 años.

En la más reciente medición, la disposición para adquirir vivienda aumenta levemente frente a septiembre de 2014 y en mayor magnitud respecto un año atrás.
El balance entre el porcentaje de quienes opinan que es un buen momento para comprar vivienda y quienes tienen una posición contraria se situó en 26,0% en octubre, mostrando un progreso frente al 24,1% y el 23,6% presentado el mes anterior y en octubre de 2013, respectivamente. Este resultado sigue estando por encima del promedio del último año. Resalta además el crecimiento que viene presentando esta serie desde octubre de 2013.

El desempeño del indicador de la disposición a comprar vivienda fue heterogéneo entre ciudades. Es así como respecto al mes anterior se observan deterioros en el indicador de Barranquilla (12,1 pps) y Bogotá (7,6 pps), y en la comparación interanual la situación es desfavorable para Medellín (11,3 pps) y nuevamente para Barranquilla (28,2 pps).

En esta medición, se resalta el comportamiento del indicador de Cali, la única ciudad en donde la disposición a comprar vivienda aumentó, tanto en la comparación intermensual como interanual, y en una magnitud no despreciable (34,5 y 11,8 pps, respectivamente).