Bajó confianza de consumidores al nivel de hace tres años, por pesimismo de hogares frente a economía

Pasó de 31,3%, en enero, a 10% en junio, lo que implica que los ciudadanos tienen una menor disposición a comprar, según reporte mensual de Fedesarrollo.

POR:
julio 18 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-18

Mauricio Cárdenas, director saliente de la entidad, explicó que este pesimismo no está influido por temas políticos, ni de orden público, sino que se basa exclusivamente en consideraciones económicas, dado que los consumidores también perciben que la producción del país está avanzando a paso más lento.

Destacó que, pese a la caída, este indicador está mejor que el que mide la confianza industrial, pues esta se encuentra en terreno negativo desde abril pasado.

En el caso empresarial, el deterioro está asociado a un menor nivel de pedidos, que tiene que ver, además, con que las industrias ya no están usando toda su capacidad instalada.

Aunque la tendencia decreciente en la confianza de los consumidores comenzó a finales del 2007, junio parecería ser el mes en que más se afectó.

"Este tipo de encuestas han demostrado ser muy buenas predictoras de las cifras que posteriormente revela el Dane, así que esto nos indicaría que la demanda siguió bajando fuertemente en el segundo trimestre", aclaró Cárdenas.

Por ahora, solo se conocen las cifras oficiales del primer trimestre, cuando el PIB creció 4,1 por ciento y la demanda 5,4 por ciento.

Sin embargo, muchos apuestan a que estas cifras se mantuvieron iguales o bajaron en el segundo trimestre debido a las cifras a mayo que ha revelado el Dane.

Pese a estas circunstancias, Fedesarrollo no cambió su pronóstico de crecimiento de 5,1 por ciento para este año, aunque Cárdenas admitió que es una estimación que está en el ámbito del optimismo.

Otros analistas, como Camilo Pérez, jefe de investigaciones del Banco de Bogotá, consideran que de ahora en adelante va a ser muy difícil ver grandes avances en la confianza de los hogares y de las industrias, pues los efectos de temas como la mejora en seguridad ya se dieron y tendrían que presentarse situaciones extraordinarias, como firmar la paz, para que se avance más en esa materia.

"Esto también hace que el consumo crezca más lento. Además, es un hecho que quien renovó sus electrodomésticos o cambió de carro el año pasado no lo va a hacer este año, y hoy muchos están pagando el consumo que hicieron a crédito, así que es factible que compren menos", preciso Pérez.

Siga bajando para encontrar más contenido