Confianza depositada en Barranquilla empieza a dar frutos

Inversión empresarial aumentó 325% en el 2012, y se suma a cosecha de buenos datos de su economía.

Puerto de Barranquilla

Archivo Portafolio.co

Puerto de Barranquilla

Finanzas
POR:
abril 23 de 2013 - 03:30 a.m.
2013-04-23

El aumento de 325 por ciento de la inversión empresarial en la capital del Atlántico, dado a conocer ayer en la feria de promoción ExpoBarranquilla 2013 se agrega a la buena racha de noticias económicas. Tras ellas, hay un factor común: la confianza.

Hace poco, la ciudad entró en la lista de ‘ciudades americanas del futuro’ (destinos de inversión) del centro FDI Intelligence, del diario británico The Financial Times. También, se supo de una fuerte caída en pobreza, de fuerte dinámica en construcción, en contraste con el resto del país, y se mantiene un bajo desempleo.

“Barranquilla siempre ha tenido condiciones favorables para el desarrollo: ha sido una ciudad de carácter industrial y está ubicada en un lugar estratégico de la región Caribe, dice el saliente director de Desarrollo Territorial de Planeación Nacional, Oswaldo Porras.

Pero desde hace varios años el gobierno local se ha preocupado por sanear sus finanzas. Hoy, Barranquilla está generando ahorro y tiene capacidad de endeudamiento, lo que ha generado confianza del Gobierno Nacional y de empresarios”.

En el último escalafón de desempeño fiscal de DNP, la ciudad quedó en el segundo lugar a nivel departamental y de número 49 entre 1.101 municipios y distritos.

En el 2011, los ingresos públicos totales de la ciudad fueron de 1,4 billones de pesos, de los cuales más de 500.000 millones vinieron en tributos (en el 2006 esta cifra era de 145.432 millones).

Según el último Censo Inmobiliario del Dane, entre el 2011 y el 2012, el incremento de metros cuadrados en proceso de construcción en esta ciudad fue del 60 por ciento, mientras que el del total del país, en el mismo periodo fue del 13 por ciento. En este momento, cerca de 1’500.000 metros cuadrados están licenciados para construcción en la ciudad.

En promedio, en 2012, el desempleo fue 7,8 por ciento, frente a 10,4 por ciento nacional. Y en el primer trimestre de 2013, sigue con la menor tasa: 8,1 por ciento.

Así mismo, la capital del Atlántico fue la ciudad que más disminuyó su pobreza el año pasado. Según el Dane, la pobreza pasó de 34,7 por ciento de la población a 30,4, del 2011 al 2012.

Juan Manuel Álvaro, investigador del centro Fundesarrollo, dice que “el crecimiento del sector inmobiliario y aumento de la construcción ha absorbido bastante mano obra; la llegada de empresas extranjeras y nacionales que llegan atraídas por su ubicación ha generado empleo formal”.

Pero la ciudad enfrenta retos.

“El crecimiento debe ser planificado y ordenado, para que la ciudad sea sostenible a mediano plazo”, dice Porras, que plantea programas integrales para mejorar las condiciones de barrios marginados.

Por su parte, el excontralor Antonio Hernández, coordinador académico del Observatorio del Caribe, advierte que “es muy importante que con el TLC la ciudad no se convierta en un simple lugar de tránsito de mercancías, sino que las nuevas oportunidades generen un crecimiento vinculado a la producción de las zonas circundantes”.