Congelado tráfico aéreo en España por abandono de controladores, salvo en el sur

El cierre afectaría a más de 2.000 vuelos y unas 250.000 personas que esperaban volar este viernes para el aniversario de la Constitución.

POR:
diciembre 03 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-12-03

El único sitio donde hay tráfico aéreo es la zona de de Andalucía. Los controladores aéreos, quienes operan desde las torres de control, abandonaron sus puestos de trabajo de manera masiva, informó la Aena, el organismo gestor de los aeropuertos españoles.

El Gobierno de España podría recurrir a la movilización de controladores militares como posible solución al colapso aéreo que provocó hoy el abandono masivo de los operadores civiles de sus puestos de trabajo.    

El presidente del ente estatal Aena, Juan Ignacio Lema, informó en rueda de prensa que el Gabinete de Crisis presidido por el ministro español de Fomento, José Blanco, está buscando soluciones alternativas, incluso la militar, aunque matizó que la decisión depende del Ejecutivo.    

Lema indicó también que se ha ordenado que se realicen exámenes médicos a los controladores para verificar su estado de salud, ya que abandonaron sus puestos de trabajo alegando estrés y taquicardias, entre otros problemas físicos.    

Según el presidente de Aena, la irresponsable actitud de los controladores está provocando "graves perjuicios" al país y puede constituir delito penal.    

Lema calculó que el cierre de aeropuertos por la falta de controladores afecta hasta ahora a unos 250.000 pasajeros de vuelos nacionales e internacionales.    

Asimismo, señaló que el Gobierno español está activando planes alternativos de transporte con la Red Nacional de Ferrocarriles Españoles (Renfe) para paliar la situación.    

El presidente de Aena pidió a los controladores que abandonen el "chantaje" y "dejen de tomar a los ciudadanos como rehenes" para volver a la situación de privilegio de la que disfrutaban antes de la nueva ley aprobada por el Parlamento español.    

Las previsiones de Aena apuntaban a 4,2 millones de pasajeros en toda su red durante los cinco días festivos.

Los problemas comenzaron a las 5 de la tarde, hora de Espáña, cuando los controladores de los centros de control decidieron abandonar sus puestos de trabajo de una forma masiva alegando problemas físicos.
   
Los primeros aeropuertos afectados fueron los de Madrid, Palma de Mallorca, Menorca e Ibiza, estos tres últimos en las turísticas islas Baleares, a los que se sumaron los de Canarias, en el Atlántico y destino asimismo de miles de turistas de toda Europa, que tan sólo permiten el aterrizaje de los aviones que se encuentran en vuelo.
   
Ante la situación el ministro de Fomento, José Blanco, responsable de los aeropuertos españoles ha reunido un gabinete de crisis en la sede ministerial para analizar la situación y adoptar las medidas oportunas.
   
Según indicaron fuentes del Ministerio de Fomento, un 70 por ciento de los controladores aéreos españoles ha abandonado hasta el momento sus puestos de trabajo alegando problemas físicos.
   
La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) aseguró que esta actuación ha sido "espontánea" y que obedece a la aprobación hoy por el Gobierno español del nuevo modelo de gestión aeroportuaria.
   
Fuentes sindicales aseguraron que los controladores aéreos están "muy nerviosos" por el real decreto ley aprobado en el Consejo de Ministros y que fija un máximo de 1.670 horas de tránsito aéreo anuales, motivo por el que se están ausentando de sus puestos de trabajo.
   
El abandono de los controladores de sus puestos de trabajo se produjo al comienzo de un periodo de vacaciones en España con motivo del aniversario de la Constitución.

Siga bajando para encontrar más contenido