Los congoleses comerán cuyes | Finanzas | Economía | Portafolio

Los congoleses comerán cuyes

Siendo originarios de América del Sur, son una buena opción para obtener proteína animal, una vez que el Ciat ejecute un programa de buenas prácticas.

POR:
marzo 26 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-26

Nadie ha dado una explicación convincente de cómo llegaron los cuyes a la República Democrática del Congo (RDC), pues el 'salto' es grande desde Perú, Ecuador y la parte sur de Colombia (de donde son nativos) a no menos de 13.000 kilómetros de distancia.

Para los investigadores del Centro Internacional de Agricultura Tropical (Ciat) ese descubrimiento, hace dos años, fue más que sorprendente, pues son parte de la dieta de las comunidades rurales y pobres de esa nación africana, que echan mano de los animalitos para suplir sus necesidades de proteína animal.

Además, los cuyes han probado su rusticidad al vivir de los desechos de las cocinas, que de por sí son pocos y de algunos pastos que se cultivan en ese país. Lo anterior fue más que justo para iniciar un trabajo de investigación local y de extensión de los conocimientos que el Ciat tiene de esta especie, recogidos en el departamento de Nariño.

"Se espera que el mejoramiento de los sistemas de producción aumenten la calidad y la cantidad de carne disponible y proporcione a las comunidades rurales una fuente de proteína y micronutrientes, en un país que tiene un alto índice de desnutrición", dijo un vocero del Ciat.

Ahora, con recursos entregados por el Ministerio Federal para la Cooperación y el Desarrollo Económico (BMZ) de Alemania, los científicos de este centro están ejecutando un proyecto de investigación, que durará tres años, que determinará cómo utilizar forrajes mejorados e implementar buenas prácticas agrícolas.

Adicionalmente, el proyecto comprende otros aspectos como mejoras en el manejo de los animales y el procesamiento de forrajes mediante ensilaje, junto con el fortalecimiento de los vínculos de los agricultores con mercados locales y regionales.

Además, abre la posibilidad para la denominada colaboración 'Sur-Sur', en la cual los agricultores de la RDC se beneficien no sólo de los resultados de la investigación que hace el Ciat con esta especie, sino también de la investigación hecha por otras entidades como la Universidad Nacional, sede Palmira, y la Universidad del Cauca, en Popayán.

Un equipo de investigadores del Ciat ha establecido ensayos en cuatro aldeas de la zona Kivu Sur para evaluar las variedades forrajeras; igualmente, investigaciones participativas con pobladores de la zona para garantizar que las recomendaciones sean aprendidas, lo mismo que para recibir retroalimentación.

Son de todos los climas

El cuy, curí, guinea pig o cobayo (Cavia porcellus) es originario de la zona andina, domesticado desde las culturas preincaicas y empleado para la alimentación humana. La especie se adapta a todos los pisos térmicos, desde el nivel del mar hasta los 4.000 metros de altitud, y su dieta se fundamenta en el consumo de pastos y forrajes, desperdicios vegetales de las cocinas y residuos de cosechas. No consumen agua.

Para tener una producción comercial a pequeña escala, puede construirse un galpón con materiales de la finca (como guadua o madera) de 5 metros de largo por 3 de ancho y de 2 a 3 metros de alto, espacio donde puede alojar hasta 100 cuyes.

Los animales se sacrifican cuando alcanzan un peso de entre 800 y 1.000 gramos, alimentándolos con forrajes, residuos o concentrados.

Siga bajando para encontrar más contenido