Congresistas alistan golpe a las finanzas

Un grupo de 822 parlamentarios pensionados a través del Fondo de Previsión del Congreso, cuyas mesadas representan un desembolso mensual de 12.761 millones de pesos, están a punto de recibir un jugoso incremento.

POR:
abril 27 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-27

Para hoy está programado un nuevo debate en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, del proyecto de Ley 126 del 2008, presentado inicialmente por el senador Aurelio Iragorri y otros congresistas, con el cual se hace una interpretación al artículo 17 de la Ley 4 de 1992. Según la iniciativa, aprobada ya en el Senado, el reconocimiento pensional de los congresistas no podrá ser inferior al 75 por ciento del último salario devengado (25 por ciento más de lo que ahora les otorga la norma). El beneficio planteado cobijaría pensiones, reajustes y sustituciones que hayan sido reconocidas antes o después de la vigencia de la Ley 4. El senador Germán Varón opina que esta propuesta “va en contravía de todo lo que habíamos aprobado en la reforma pensional, en la que les pusimos límites a las gabelas que tenían las pensiones de los congresistas”. Muchas de las prebendas de los parlamentarios en materia de pensiones, como aumentar la base de su pensión con viáticos y tiquetes aéreos, empezaron a caer a partir de la Ley 100 de 1993. Luego, el acto legislativo 01 del 2005 terminó con otras exenciones, como la mesada 14. Sin embargo, la inequidad sigue imperando y amenaza con aumentar, pues el proyecto que cursa hoy en la Cámara intenta beneficiar a unos pocos (todos los congresistas, incluyendo los que se pensionaron antes del 92, que ganaban menos), mientras que a la mayoría de colombianos les reajustan por lo bajo. Las pensiones de los parlamentarios que, según los datos que maneja el Fonprecon, van desde 9 millones hasta 27 millones de pesos, se reajustan anualmente con base en el aumento del salario mínimo (3,6 por ciento este año), mientras que para el resto de colombianos que devengan más que el salario el reajuste es igual a la inflación causada. VÍA RÁPIDA Las reformas pensionales que se han hecho en Colombia no han revisado temas como los regímenes de sustitución que, en el caso del Congreso, representan costos exagerados. Un ejemplo presentado por una fuente que prefirió el anonimato: “Un congresista se pensionó en el 61 y se murió en el 2005. Duró 40 años recibiendo la mesada, pero antes de morir se casó con una mujer que hasta ahora tiene 40 años. Ella recibe la pensión de sustitución y va a vivir unos 40 años más”. ADRVEG

Siga bajando para encontrar más contenido