¿Conoce las nuevas tendencias en energías renovables?

Usar paneles fotovoltaicos para conducir los rayos del sol y convertirlos en aprovechables es el fundamento de esta alternativa energética.

Desde el 2012, se planteó la urgencia de que los constructores incluyan fuentes alternativas de energía en sus proyectos.

Archivo particular

Desde el 2012, se planteó la urgencia de que los constructores incluyan fuentes alternativas de energía en sus proyectos.

Finanzas
POR:
mayo 20 de 2015 - 01:57 a.m.
2015-05-20

Una tendencia interesante en el segmento de energías renovables, que incluso podría llegar a convertirse en alternativa de la electricidad, es la energía fotovoltaica, que es una tecnología que aprovecha la radiación solar y la convierte en energía eléctrica para uso industrial, comercial y doméstico.

Esta modalidad de suministro energético es un recurso que está muy desarrollado en países como Estados Unidos, que en 1996 ya producía 77 Megavatios (MW), y Alemania, nación que este año llegó a los 38 Gigavatios (GW) instalados, y que con China integran el dúo que más ha invertido en su desarrollo.

La energía fotovoltaica se emplea en múltiples aplicaciones que van desde la alimentación de centrales de telefonía local, antenas de radio, sistemas energizadores para edificios de vivienda y oficinas, postes SOS dotados con teléfonos de emergencia, electrificación rural y sistemas de bombeo de agua potable, de riego y para abrevaderos, boyas de navegación marítima y recarga de vehículos eléctricos.

PROYECTOS DOMÉSTICOS

En Colombia, aunque la tecnología es incipiente, se empiezan a dar los primeros pasos en la carrera por ingresar a esta tendencia renovable, que es una opción sería frente al consumo de las fuentes tradicionales. En Cundinamarca, hay empresas como Smart Green, Itaco Energy e Hybrytec, entre otras, que desarrollan proyectos que empiezan a servir como modelo para incentivar su uso.

“Se trata de módulos independientes y autónomos, cada uno dotado de un panel, una batería, un regulador y un controlador, para transmitir la energía eléctrica a luminarias Leed, que son las que mejor reciben los beneficios de esta tecnología”, explica Jorge Enrique Varela, gerente de Itaco Energy S.A.S, firma encargada de la instalación realizada en una cancha deportiva múltiple, durante el último bimestre del 2013, y los postes de luz de la Universidad Militar Nueva Granada, en su campus del municipio de Cajicá.

Varela añade que, incluso, un comité técnico de la Universidad ya se reunió y les comunicó su intención de ampliar el servicio a más instalaciones de áreas deportivas, de parqueo y sociales, donde se reúnen habitualmente los estudiantes de la jornada nocturna. “Antes de finalizar junio de este año, un grupo de ingenieros integrado por los italianos Enrico Musso, presidente de Musso Holding SRL, Mauro Bursoi y el colombiano radicado en ese país, César Varela, nos visitarán para asesorarnos en nuevos proyectos de este tipo que se tienen planeados en la Universidad Industrial de Santander, sede Zipaquirá”, concluye el empresario.

También, en municipios como Yacopí y Paratebueno, más de 50 familias se benefician de la autogeneración de electricidad fotovoltaica, en dos obras financiadas por la Empresa de Energía de Cundinamarca. Wilson Evelio González, Alcalde de Yacopí, afirma que “en las veredas Silencio y Agua del Perro, una veintena de familias campesinas reciben este servicio con plantas instaladas en cada una de las casas que, aunque están aisladas del sistema interconectado, logran una capacidad de 960 Kilovatios (KW) y un consumo estimado de 98 KW por hora al mes”. Algo similar ocurre en Paratebueno, donde los paneles fotovoltaicos tienen capacidad de 1,44 KW, que les alcanza para abastecer cerca de 150 KW/h por mes a más de 120 personas.

En Colombia, gracias a la Ley 1715 de 2014, la empresa, institución o el particular que desee instalar un montaje de este tipo, demostrando que contribuye con la preservación del medio ambiente, gozará de beneficios tributarios, como la exención del IVA para la compra de los insumos; y si adicionalmente el proyecto es calificado como ambiental, durante los siguientes cinco años será subsidiado hasta el 50 por ciento de la inversión total realizada.

El Ministerio del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible contempla desde el 2012, en el Manual de Criterios Ambientales para el Diseño y Construcción de Vivienda Urbana, la urgencia de que los constructores incluyan fuentes alternativas como la solar, para alternar la energía eléctrica en los complejos residenciales.

La principal virtud de la tecnología fotovoltaica es su aspecto modular, construyendo enormes plantas terrestres hasta pequeños paneles para tejados.