Conozca cómo serán descuentos por fallas en servicio de agua

Acueductos deben compensar cuando haya más de 4 quejas del mismo tenor por cada 1.000 usuarios.

Las empresas están obligadas a llegar al ciento por ciento de la población con el servicio de agua.

Archivo particular

Las empresas están obligadas a llegar al ciento por ciento de la población con el servicio de agua.

Finanzas
POR:
julio 08 de 2014 - 02:18 p.m.
2014-07-08

Las empresas de acueducto y alcantarillado del país serán castigadas con la obligación de hacer descuentos en la factura a partir del primero de julio del próximo año, cuando corten los servicios sin aviso ni justificación, no atiendan debidamente los reclamos y el agua no cumpla con las normas de potabilidad exigidas.

Según el nuevo marco tarifario de acueducto y alcantarillado expedido por la Comisión Reguladora de Agua Potable (Cra), mediante la resolución 688 del pasado 24 de junio, empresas con más de 100.000 usuarios –como la del Acueducto de Bogotá– deberán compensar a los suscriptores cuando, por una misma causa, se originen más de cuatro quejas por cada 1.000 usuarios y la Superintendencia de Servicios Públicos falle, en segunda instancia, a favor del suscriptor.

El director de la Cra, Julio César Aguilera, explicó a EL TIEMPO que como no existía antes un régimen de calidad y descuentos, se hizo una revisión de cómo operan las empresas del país para fijar los nuevos parámetros que servirán de base para el cálculo de las tarifas, los castigos a las empresas ineficientes y las compensaciones a los usuarios por fallas en el servicio.

“Se busca atacar el problema de las numerosas reclamaciones que presentan los usuarios por fallas de las empresas y que estas tengan unas metas de cumplimiento”, apuntó el director de la Cra.

De acuerdo con la nueva regulación tarifaria, las empresas tendrán que compensar al usuario por las fallas en la calidad del servicio, cuando el agua suministrada no cumpla con los parámetros ambientales, físicos y químicos fijados por las normas.

En aquellos casos en que el agua llegue terrosa o amarilla a las casas –como suele suceder con la entrada en operación de la planta de Tibitoc y salida del sistema Chingaza o al revés–, no se aplica la sanción si el líquido que se suministra está dentro de los niveles de turbiedad y parámetros sanitarios señalados por las autoridades de salud.

Así mismo, se tendrán que aplicar descuentos a los usuarios cuando una empresa corte el servicio sin previo aviso y esas horas de suspensión sumen seis días o 144 horas al año.

“Si se pasan las 144 horas, se activa el descuento. Esto se exceptúa cuando los cortes son por efecto del mantenimiento de las redes y se informan por un medio de amplia comunicación”, indicó el director de la Cra.

El monto de los descuentos se aplicará según unos cálculos que establece ese nuevo marco regulador. Estos tendrán que hacerse efectivos en la factura en un plazo máximo de seis meses. Si en ese tiempo la empresa no cumple con las compensaciones, tendrá que pagar intereses de mora.

En aquellos casos en que operen los silencios administrativos –es decir, cuando las empresas no respondan oportunamente a los usuarios sus quejas o reclamos–, también estas quedaron obligadas a hacer efectivos los descuentos a los afectados.

Otro punto que contempló el marco tarifario tiene que ver con las pérdidas de agua. En la regulación vigente, las empresas de acueductos podían tener un máximo de pérdidas de agua del 30 por ciento.

Aguilera manifestó que este concepto se tuvo que modificar porque llevó a que las empresas no cumplieran esta meta y algunas, incluso, excedieran ese porcentaje llegando al despilfarro. Por ello, en el nuevo marco regulador se fijó que las pérdidas de agua facturada serán medidas según cada suscriptor.

En adelante, el nivel de pérdidas de agua que podrá tener una empresa será de 6 metros cúbicos, máximo cada mes, por usuario.

En cuanto a las pérdidas técnicas (roturas de tubos, por ejemplo), el marco regulador les pidió a las empresas controlar este problema. Para ello, las empresas deberán evaluar si las fugas de agua representan grandes pérdidas en los ingresos o si las inversiones que deben hacer les cuesta mucho más que esas pérdidas y, en consecuencia, puede llevar a un aumento notorio de la tarifa.

‘SE BUSCA EFICIENCIA EN EL SERVICIO’: JULIO CÉSAR AGUILERA, DIRECTOR COMISIÓN REGULADORA DE AGUA (CRA)

Según la nueva regulación, ¿qué es una empresa ineficiente?

Es cuando, al comparar empresas que prestan servicios en similares condiciones, una se comporta mejor que las otras.

El Acueducto de Bogotá piensa vincular 1.200 empleados a la planta, ¿eso es ineficiencia?

El nuevo marco tarifario no lo impide ni castiga. La empresa tendrá que justificar a la Superservicios en su estudio de costos que esos gastos laborales no impactan la tarifa.

LUCEVÍN GÓMEZ E.
Redactora de EL TIEMPO
lucgom@eltiempo.com