Las consecuencias de las divisiones internas | Finanzas | Economía | Portafolio

Las consecuencias de las divisiones internas

La nacionalización de los hidrocarburos bolivianos anunciada por el presidente Evo Morales es el corolario de largas luchas internas que provocó la renuncia de dos presidentes: Gonzalo Sánchez de Lozada (octubre de 2003) por una rebelión popular y Carlos Mesa (junio de 2005).

POR:
mayo 03 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-03

La historia se remonta a 1996, cuando una Ley de Hidrocarburos promulgada por Sánchez de Lozada en su primer mandato permitió la llegada de algunas de las empresas pretroleras más importantes del mundo. Llegaron a Bolivia con fuertes inversiones: Petrobras de Brasil, YPF de Argentina (ahora en manos de la española Repsol), las británicas British Gas y British Petroleum, la franco-belga Total, la británica-holandesa Shell y la quebrada estadounidense Enron. La nueva norma dispuso la rebaja del 50 al 18 por ciento de las regalías de los pozos petroleros considerados nuevos, es decir, los de reciente descubrimiento, pero muchos pozos antes descubiertos también fueron pasados a este régimen. Entre los grandes beneficiarios está Repsol YPF que poseía, al 31 de diciembre del 2002, derechos sobre 38 bloques: 13 bloques de exploración, con una superficie neta total de 13.670 kilómetros cuadrados y 25 bloques de explotación con un área total neta de 1.770 kilómetros cuadrados. Según informes oficiales, las firmas extranjeras invirtieron desde la década pasada más de 3.000 millones de dólares, que le permitieron a Bolivia certificar reservas con 1,55 billones de metros cúbicos de gas, las segundas de Sudamérica después de Venezuela. Bolivia tiene una capacidad de producción de 35 millones de metros cúbicos diarios, orientada casi totalmente a la exportación a Brasil y Argentina. De 1998 a 2002, Repsol-YPF pagó en impuestos apenas 4,3 millones de dólares como promedio anual, mientras que Amoco pagó 5,2 millones de dólares. Entre los datos de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos, a la que están afiliadas las transnacionales, el año pasado fue el de menor inversión en los últimos nueve y, por lo tanto, el de menores prospecciones exploratorias en la zonas adjudicadas bajo los contratos vigentes. Sólo dos nuevos pozos se perforaron de los cuales uno fue abandonado. AFP RESERVAS DE GAS 1,5 Billones de metros cúbicos de gas en reservas tiene Bolivia, las segundas más grandes de Suramérica, después de Venezuela.

Siga bajando para encontrar más contenido