Consejo Gremial respalda impuesto al patrimonio, pero con una tarifa más baja

Con media hora de retraso, la presencia de ex ministros de Hacienda y representantes gremiales, y sin el presidente Uribe, empezó finalizando la tarde, la reunión con el Gobierno para tratar el tema.

POR:
julio 15 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-15

Los asistentes escucharon las motivaciones del Ejecutivo para presentar una reforma tributaria de tan solo cuatro artículos y que no será estructural.

Para empezar el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, les aclaró a los asistentes que con los cambios que van a plantear no se tocará a la clase media, sino a los más pudientes, e insistió en que las modificaciones implican unos 2 billones de pesos, es decir 0,4 por ciento del PIB. Y señaló que la idea era escuchar las opiniones de todos.

Es más, les aclaró que los potenciales contribuyentes del impuesto al patrimonio serían unos 17.200 entre personas naturales y jurídicas, esto porque los estimativos que ha hecho la Dian señalan que las personas con patrimonios líquidos entre 2.000 millones y 3.000 millones de pesos suman 8.000, mientras que los que poseen más 3.000 millones de pesos alcanzan los 9.200.

Igualmente, los técnicos les explicaron que por los 8.000 nuevos contribuyentes, que tendrían una tarifa de 0,4 por ciento, se espera un recaudo de 60.000 millones de pesos y que el grueso de recaudos por esta vía, 1,24 billones de pesos, provendría de los más pudientes.

Posición unificada

Si bien en la noche del miércoles no había terminado el encuentro, desde un principio estaba clara la posición unificada del Consejo Gremial, que en horas del medio día se reunió para acordar un solo rumbo.

El organismo del sector empresarial explicó que no están de acuerdo con que en este momento de recesión se tramite una reforma tributaria con un Congreso desgastado y un Gobierno que está de salida.

Sin embargo, son consientes de las necesidades fiscales y respaldarían solo dos cambios: que se hable del impuesto al patrimonio y como se ampliaría la base porque entrarían nuevos 'ricos', entonces que se reduzca la tarifa que hoy se encuentra en 1,2 por ciento.

Lo segundo que respaldarían es que los empresarios no puedan disfrutar al mismo tiempo de la tarifa baja en renta que se paga desde la zona franca y de la deducción en impuesto de renta por la reinversión de utilidades en la compra de maquinaria.

Siga bajando para encontrar más contenido