Se considera pobre quien gana menos de $ 187.079 mensuales

Si un hogar de 4 personas recibe más de 748.316 pesos al mes, ya sale de lapobreza.

Archivo Portafolio.co

Billetes

Archivo Portafolio.co

POR:
septiembre 03 de 2011 - 02:39 a.m.
2011-09-03

 

Los 16,4 millones de colombianos clasificados como pobres tuvieron el año pasado un ingreso individual máximo mensual de 187.079 pesos, cifra que se reduce a 83.581 pesos para los 5,4 millones considerados indigentes.

Lo anterior significa que un hogar de cuatro personas con un ingreso mensual total que supere los 748.316 pesos (24.944 pesos diarios) ya no es pobre, para lo cual bastará con que uno solo de sus miembros gane el equivalente a 1,4 salarios mínimos.

Igualmente, que una familia cuyos ingresos totales en el mes estén por encima de 334.324 pesos (11.144 pesos diarios) no estará en la extrema pobreza (indigencia) sino, a secas, en la pobreza.

Esos valores límite, o líneas de pobreza e indigencia, son el resultado de la aplicación de la nueva metodología propuesta tras varios años de trabajo de una Misión de expertos nacionales y organismos internacionales independientes, y aceptada por el Gobierno, para saber cuántos pobres e indigentes hay en el país.

Con la vieja metodología, el ingreso máximo para ser considerado pobre era 281.384 pesos mensuales; para los indigentes, 120.588 pesos.

Las nuevas cifras señalan que el año pasado la pobreza cubrió al 37,2 por ciento de los colombianos y la pobreza extrema, al 12,2 por ciento, inferiores a las mediciones con la metodología anterior.

Así mismo, las líneas de pobreza se redujeron en aproximadamente la tercera parte con respecto a las arrojadas en el 2009 con la metodología previa.

El cambio metodológico, según explicó el Departamento Nacional de Planeación (DNP), excluyó el ajuste que se hacía al ingreso de las personas, que lo adicionaba en aproximadamente el 30 por ciento, al tiempo que se actualizaron los hábitos de consumo de la población manteniendo las canastas normativas según los criterios de la FAO y los mínimos nutricionales regulados por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

Las líneas, agregó, mezclan los hábitos de consumo de los hogares –que se identifican con la encuesta de ingresos y gastos del Dane– y los ajustes con los mínimos nutricionales del ICBF.

Las críticas a la nueva metodología y sus resultados, alimentadas por las suspicacias propias que se generan con esos cambios, no se harán esperar, pero el Gobierno reiteró su compromiso de dejar a disposición de los investigadores, durante dos años, la metodología y los microdatos para que si, así lo desean, repliquen el ejercicio.

Además, durante ese mismo periodo calculará la pobreza y la indigencia con la ya vieja metodología.

Nivel de vida mínimo

La línea de la indigencia indica que, con el valor señalado, cada persona solo puede comprar una canasta de alimentos que satisface sus necesidades de calorías, proteínas y otros nutrientes; la de pobreza incluye, además, consumos de vivienda, vestuario, transporte, entre otros.

La zona rural presenta la línea de indigencia más baja (71.392 pesos por persona al mes), mientras que la más alta (87.670 pesos) la registran las 13 áreas metropolitanas, lo que significa que, para los pobres extremos, vivir en estos centros urbanos es más costoso.

Las 13 áreas también son las más costosas para los pobres a secas (207.081 pesos por persona mes), línea que baja a 123.502 pesos para los que residen en el campo.

Jorge Correa C.

Redacción de Economía y Negocios 

Siga bajando para encontrar más contenido