Consorcio del Metro de Barcelona diseñará la primera línea del de Bogotá, anunció el alcalde Samuel Moreno

La inversión del proyecto será de unos $19.600 millones (más de US$8 millones), señaló en una rueda de prensa Moreno, quien destacó la seriedad de la agrupación empresarial que asumirá la tarea.

POR:
noviembre 04 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-04

El consorcio seleccionado está conformado por Transporte Metropolitano de Barcelona (TMB), además de las firmas Sener, Advanced Logistic Group (ALG), Incoplan S.A. Colombia, Santander Investment Valores Colombia S.A. y Garrigues Abogados y Asesores Tributarios.

El alcalde de Bogotá explicó que esta agrupación fue escogida dentro de un proceso en el que participó el Banco Mundial (BM), institución que respetó la decisión adoptada por los responsables de la selección.

Este consorcio presentó una oferta por 24.000 millones de pesos (unos 10,02 millones de dólares) que durante la negociación se redujo a 8,19 millones de dólares, agregó Moreno.

El alcalde indicó que las seis firmas del grupo deberán "desarrollar todo el diseño conceptual y operacional, y la estructuración legal y financiera", lo mismo que la consultoría de la primera línea del Metro.

"Con los diseños conceptuales, en marzo (de 2009) nosotros debemos tener absolutamente claro el sistema integrado de transporte público", dijo Moreno.

Se trata de un sistema que comprenderá la integración "del metro con el tren de cercanías y el TransMilenio (autobuses articulados operativos desde 2000), y la reorganización del transporte colectivo con la red de peatones y la red de ciclorrutas", agregó.

Según Moreno, en noviembre del año próximo deberá estar decidida "toda la estructuración legal y la parte de la apertura de las licitaciones" para la construcción de la primera línea, que podrá ser adjudicada antes de que termine 2010.

"Estamos seguros de que el Metro de Bogotá, después de sesenta años, va a ser una realidad, por lo menos en su iniciación", expresó el alcalde, del izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA), y quien incluyó en su programa electoral la construcción de un tren metropolitano en esta urbe de unos siete millones de habitantes y que afronta graves problemas de movilidad.

En la fase final de selección, el consorcio elegido competía con el también español conformado por el Metro de Madrid e Ineco, así como con un tercero constituido por la firmas Steer Davies & Gleave y Figueredo Ferraz; Citivalores; y Baker & McKenzie (brasileña, colombiana y británica, respectivamente).

En la apertura de este proceso, un total de 56 consorcios formados por unas 220 empresas nacionales y extranjeras se mostraron interesados en presentar ofertas, pero solo tres llegaron a la final.

Siga bajando para encontrar más contenido