La Constitución de Chávez

El próximo 2 de diciembre, a través de un referendo no previsto en la Constitución, se protocolizará el Estado Socialista del Siglo XXI.

POR:
noviembre 21 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-21

El próximo 2 de diciembre, a través de un referendo no previsto en la Constitución, ya que el procediendo correcto era la convocatoria de una Asamblea Constituyente, se protocolizará el Estado Socialista del Siglo XXI, con el cual el presidente Hugo Chávez consuma su proyecto personalista para Venezuela.

Allan R. Brewer-Carias, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad Central de Venezuela, ha elaborado un profundo y extenso estudio sobre esta anacrónica reforma constitucional, que aleja a Venezuela de una sociedad democrática moderna.
Nada mejor, para conocer los alcances de la misma, que transcribir textualmente el resumen que Brewer-Carias ha hecho de la misma:

"Reformas a los principios fundamentales de la organización del Estado, para transformar el Estado democrático, social, pluralista y descentralizado de derecho en un Estado Socialista centralizado, con ideología socialista y doctrina 'bolivariana' oficiales, lo que excluye todo pluralismo.

Reformas al sistema político para transformar la democracia representativa en una supuesta democracia participativa y protagónica, conducida por el poder central, limitando a la vez las previsiones constitucionales sobre participación política.
Reformas a la forma de Estado para eliminar la forma Federal de Estado, es decir la Federación, mediante la centralización total del Estado.

Reformas a la organización del Poder Nacional para acentuar el presidencialismo y eliminar la participación de la sociedad civil en la elección de altos funcionarios públicos.
Reforma de la Constitución Económica para transformar un Estado social y promotor de la economía mixta, en un Estado socialista de economía estatal centralizada y confiscatoria.
Reformas al régimen de derechos humanos, con un contenido marcadamente regresivo en materia de derechos individuales, para establecer un Estado Policial, gendarme de una ideología única oficial.

Reforma al régimen de la Fuerza Armada para transformar el Estado civil en un Estado Militarista".
Esta reforma desconoce que el papel de Estado es lograr una tregua en los conflictos de las fuerzas desordenadas, superponiéndose como una fuerza mayor, pero sin prescribir el pensamiento y negar la libertad de opinión.

Lo más lamentable de todo, como lo sostiene Douglas North, es que cuando hay un cambio tan radical de las normas formales, que resulta incongruente con las limitaciones informales existentes, originadas en este caso en la cultura e idiosincracia venezolana, se presentará una tensión no resuelta entre ellas, que llevará a la larga al país a una gran inestabilidad política, economía y social. 

Siga bajando para encontrar más contenido