Construir un nuevo Quetame (Cundinamarca) evalúan expertos de Ingeominas, pero saldría costoso

Ese municipio resultó afectado por el sismo del sábado pasado, y remplazar el pueblo implica trabajar en diversos frentes de tipo cultural, social y económico.

POR:
mayo 29 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-29

En este último aspecto, si se hace una relación de los costos, las cifras resultan cuantiosas y pueden variar de acuerdo con la topografía del terreno, las vías de acceso y la cercanía a los recursos hídricos y energéticos.

Por poner un ejemplo, la construcción de las vías en una manzana demanda aproximadamente 1.500 bultos de cemento, tomando como base calles de tres metros de ancho por 100 metros de largo y un espesor de 15 centímetros.

Si se compara con el precio del bulto de cemento al mes de abril, el costo por ese rubro alcanza los 24 millones de pesos, tomando como referente un precio por bulto de 16.000 pesos.

Otro aspecto tiene que ver con las redes de servicios de acueducto, alcantarillado y energía, lo que en el argot de los ingenieros se entiende por 'urbanismos'.

Si se hace un cálculo para atender a 600 familias, en terrenos para Vivienda de Interés Social (VIS), el montaje de esa infraestructura por metro cuadrado, en cada casa o unidad básica familiar se aproxima a los 280.000 pesos, es decir que para un área de 45 metros cuadrados alcanzaría los 12,6 millones de pesos, según las cuentas de ingenieros contratistas expertos en el tema, quienes aclaran que hay muchas variables que se deben tener en cuenta antes de concluir una cifra más precisa.

La instalación de los urbanismos para el lote en el que se construye la unidad básica puede aproximarse a los 6 millones de pesos, monto que también puede variar según la topografía del terreno.

En materia de acueducto, la instalación de una red de 6 kilómetros se puede aproximar a los 150.000 pesos metros lineal con tubería de alta presión, afirmó un ingeniero consultado.

Telecomunicaciones

Lo más costoso en una red de telecomunicaciones es la planta externa, es decir los cables y las redes para poder llevar los servicios mediante redes de cobre o de fibra óptica, que para un pueblo nuevo sería lo más aconsejable, según lo expertos.

El 60 por ciento de los costos corresponden a la planta externa y el 40 por ciento restante a los equipos que hacen parte de las centrales de telecomunicaciones.

La línea puede costar, en lo que tiene que ver con la planta interna, cerca de 50 dólares y en elementos externos unos 300 dólares. Si se hace el cálculo para la instalación de unas  600 líneas, la aproximación de los costos alcanza los 210.000 dólares.

El presidente de la Asociación de Ingenieros de Colombia (Aciem), Julián Cardona, dice que así se trate de un pueblo nuevo, no es recomendable construir todas las redes inalámbricas, pues se requeriría de un amplio espectro para que los sistemas funcionaran adecuadamente.

De otra parte, señala que las redes se deben basar en banda ancha y que la población podría comenzar con el acceso a unas 600 líneas si se calcula unas 3.000 personas usuarias del servicio.

Esto equivaldría a un 20 por ciento de los habitantes, al tiempo que el gobierno debería facilitar el acceso mediante el sistema Compartel con el que se ofrecen telecomunicaciones bajo un modelo comunitario de bajo costo.

Siga bajando para encontrar más contenido