‘Consulados podrían tener funciones comerciales’

Jairo Clopatofsky, cónsul de Colombia en Vancouver (Canadá), propone que el Gobierno presente una ley al Congreso para que formalmente los cónsules trabajen de la mano con Proexport para traer inversión al país. Asegura que Canadá puede convertirse en el puente entre Colombia y Asia.

Jairo Clopatofsky, cónsul de Colombia en Vancouver (Canadá).

Archivo EL TIEMPO

Jairo Clopatofsky, cónsul de Colombia en Vancouver (Canadá).

Finanzas
POR:
septiembre 02 de 2014 - 12:04 a.m.
2014-09-02

Tres semanas atrás, el cónsul de Colombia en Vancouver (Canadá), Jairo Clopatofsky, les habló a más de 100 inversionistas que se citaron en esa ciudad en el marco del evento Latin America’s Emerging Economies.

Fueron 10 minutos en los que contó las oportunidades de inversión en el país en temas como el turismo, infraestructura, minería y transporte.

Desde Vancouver, ciudad en la que habitan un poco más de 8.000 colombianos, Clopatofsky lanza una propuesta para que los cónsules tengan funciones comerciales. Asegura que le presentará a la canciller María Ángela Holguín un estudio realizado por funcionarios del consulado que dirige para que lo ponga en consideración si deciden presentar una propuesta al Congreso de la República.

¿Por qué propone que los consulados tengan funciones comerciales?

Uno de los éxitos del gobierno del presidente Santos ha sido su política internacional. Abrir consulados y embajadas le ha dado posicionamiento al país, no solo para que se conozca lo bonito que es Colombia sino de la parte de inversión. Pero a ese trabajo de atraer inversión hace falta darle fuerza. En el mundo hay más de 180 consulados colombianos, algunos de ellos tienen funciones comerciales, pero la gran mayoría no, y hay un 50 por ciento de los consulados con potencial para desarrollar esas funciones.

¿Eso no sería duplicar esfuerzos con Proexport?

Proexport está cumpliendo una importante misión, pero necesita ir a la velocidad a la que el Gobierno Nacional está aplicando su política internacional y los consulados le pueden dar la mano.

¿Qué se necesita para que los consulados tengan esas funciones?

Una ley de la República para introducir esas nuevas funciones a nivel internacional. Si bien los cónsules generales no tenemos ninguna traba para desarrollar funciones comerciales, depende del funcionario que llegue. En mi caso, a mí me gusta el tema del comercio, hice parte de la Comisión Segunda del Senado, en donde se discutieron y aprobaron los tratados de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, pero estos cargos son efímeros y si mañana llega otro cónsul que no tenga interés en el tema comercial, se pierde el trabajo.

¿Ya ha hablado con la Canciller sobre esto?

He hablado con ella y le ha gustado, pero falta la norma, falta la ley. Pronto me voy a reunir con la canciller María Ángela Holguín para mostrarle un estudio en donde existe la posibilidad de presentarle un artículo al Congreso de la República para darle esas funciones.

¿Cómo está la balanza comercial entre Colombia y Canadá?

La relación de importaciones y exportaciones de productos y servicios es muy baja. El año pasado, Canadá exportó a Colombia 717 millones de dólares canadienses en productos como maquinaria, motores para vehículos, cereales, vegetales y papel, y Colombia exportó a Canadá 691 millones de dólares canadienses y los productos fueron carbón, crudo de petróleo, café y flores.

¿Cómo ven a Colombia en Canadá?

En el comercio canadiense, Colombia es la quinta sociedad más relevante en Latinoamérica. Sin embargo, las relaciones comerciales de Canadá solo destinan un 0,2 por ciento de su inversión extranjera en Colombia. Hay interés, pero hace falta información.

¿Qué oportunidades se podrían aprovechar?

Canadá es una economía reservada que está mirando más hacia Asia. En Vancouver, al menos el 50 por ciento de la población es asiática, pero finalmente el mercado mundial se está moviendo hacia el asiático y Vancouver podría convertirse en un puente que nos lleve allí.

¿Por qué Vancouver se podría convertir en ese puente?

Port Metro Vancouver, que es el puerto más grande del oeste de Canadá, comercia 184 billones de dólares con más de 160 economías en el mundo. Y precisamente son los países asiáticos los principales socios comerciales de este puerto, por eso digo que esta conexión es un excelente puente para lograr la cercanía del comercio colombiano con el asiático.Sin duda, el incremento comercial entre Colombia y la región de British Columbia nos brindaría la oportunidad de acercarnos a Asia.

Tengo entendido que se reunió con representantes de bancos y fondos de inversión hace poco…

Fue el pasado 7 de agosto, fue una reunión muy importante. Había más de 100 banqueros que vienen a escuchar propuestas de inversión. Les expliqué como Colombia es un punto central para Latinoamérica, además de la importancia de que Colombia tenga salida a dos océanos y hay que explicárselo, porque es poco lo que se conoce de nuestro país.

Hay que explicarles que de Toronto a Bogotá son 5 horas, que es la misma distancia de Vancouver a Toronto, explicarles por qué Colombia es el segundo país más atractivo para la inversión extranjera directa del futuro y cómo Colombia se va acercando cada vez más hace un despertar comercial.

Álvaro Lesmes
alvles@eltiempo.com