La consultoría gerencial contribuye a la competitividad

Esta actividad provee enfoques estructurados para responder a necesidades reales de cambio en las empresas. Ayuda a definir proyectos gestionables y recursos limitados.

Finanzas
POR:
abril 14 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-14

La consultoría gerencial ocupa un lugar importante en las organizaciones alrededor del mundo, razón por la cual ha logrado crecer aun en periodos de crisis. La utilizan grandes empresas y nuevos emprendimientos para generar cambios, que buscan potenciar crecimiento y resultados a través de profesionales calificados con expectativas de carrera muy atractivas.

Así, es válido preguntarse: ¿dónde están las oportunidades de la consultoría gerencial en Colombia? y ¿cómo puede ella contribuir a mejorar la competitividad de las empresas?

Las necesidades empresariales han forzado a la especialización de la consultoría gerencial en dos perspectivas: funcional (finanzas, mercadeo, producción, administración, entre otros) y de industria (manufactura, financiero, servicios y demás) respondiendo a la voz del cliente: "valoro su conocimiento y experiencia en la industria de mi negocio".

La especialización ha llevado a los consultores a la profundización de nichos de oferta de servicios. Se tiene, entonces, consultorías gerenciales donde prima el diagnóstico estratégico o las soluciones, aquellas donde lo primordial son los procesos de negocio para la implementación de la estrategia; la consultoría financiera, la de tecnología de la información, o la de cumplimiento regulatorio en un mundo altamente intervenido por el Estado (sector financiero, de la salud).

Paralelo a este desarrollo organizativo hacia el mercado de quienes practican la consultoría gerencial, existen requerimientos de formación académica y de experiencia en campos funcionales y de industria, además de las competencias personales y de relacionamiento que hacen exitosa la experiencia de consultoría y de quienes la ejecutan. Una sencilla fórmula ilustra la reflexión: Éxito (E) = Conocimiento (C) + Relacionamiento (R). El éxito es el resultado de un balance consciente, disciplinado de desarrollar y profundizar los dos ingredientes de la ecuación.

Conocimiento (el saber): interiorizar su condición inagotable de aprender, de estar al día, de profundizar los requerimientos para ejercer competentemente una responsabilidad.

El Relacionamiento (el ser y hacer): en su capacidad para conectar conocimiento con personas o instituciones de manera creíble, innovadora, confiable y eficaz. Esta capacidad, aglutina condiciones personales como el carácter, el sentido común, la proactividad, la innovación, el equilibrio, la madurez, el sentido analítico, eficacia de la comunicación y el logro de resultados, todo ello constituido sobre los valores éticos. La R de la ecuación de Éxito, es el elemento esencial que marca oportunidades y resultados.

La consultoría gerencial como industria del conocimiento provee enfoques estructurados para responder a necesidades reales con proyectos gestionables y recursos limitados, ahí radica su aporte a la competitividad de empresas y los clusters donde ellas operan.

Su contribución más reciente es la dotación de enfoques y herramientas para uso de los propios administradores de las empresas, quienes soportándose en ellos gestionan ahora sus responsabilidades y actividades con mayor orden, rigurosidad y eficacia.

La consultoría gerencial con la doble perspectiva de apoyo para la gerencia y herramientas para el administrador, se ha convertido en eje de transformaciones significativas en la competitividad.

* Expresidente KPMG, consultor independiente, profesor facultad Administración-Universidad de los Andes