CONSULTORIO DEL INVERSIONISTA

¿Cómo se determina el salario a partir de la existencia de un desempleo permanente?

POR:
noviembre 15 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-15

Usualmente, las negociaciones salariales en un mercado de trabajo no centralizado se llevan entre trabajadores y empleadores. Blanchard y Summers indican que los salarios son determinados por los trabajadores empleados (insiders), que podrían ser miembros de un sindicato, pero también podrían actuar como un grupo autónomo para la determinación del salario maximizando la función de utilidad, donde salarios y probabilidad de empleo son los argumentos. En una versión simple, la firma determina el nivel de empleo sujeto al salario decidido por el grupo de insiders y a un término de error que describe los cambios en la demanda, tecnología, etc. El problema es que los insiders no toman en consideración la utilidad y la probabilidad de empleo de los outsiders y un shock negativo en la demanda de empleo podría tener efectos persistentes en el nivel de empleo. Según Lindbeck y Snower, el poder de mercado que poseen los insiders es resultado de los costos de rotación (contratación y despido), que hace caro para las firmas despedir insiders y contratar outsiders que están buscando trabajo por menos salario. Como consecuencia el salario se determina a un nivel superior al de equilibrio, lo cual podría conducir a un desempleo persistente. Desde un punto de vista más amplio, el ejército de reserva (que según Marx implica que los trabajadores se muevan dentro y fuera de la producción, es decir, ocupados y desocupados) actúa como un freno al aumento de los salarios. En la actualidad existe un ejército permanente de desocupados, con un desempleo estructural de masas en el mundo: un tercio de la fuerza laboral mundial, según la Organización Internacional del Trabajo, se encuentra o bien desempleada o subempleada. En contraposición a ello, a mediados de los 90 en Estados Unidos, al bajar un poco la tasa de desocupación se incrementó de inmediato la preocupación de las empresas, debido a que de manera inmediata creció el salario promedio del obrero. Lo anterior demuestra claramente el papel principal que juega la desocupación en una economía capitalista. El capitalismo necesita mantener continuamente un ejército de reserva de mano de obra para usarla en los ciclos de alza de la economía, con el objeto de que la ‘competencia’ entre los obreros continúe. De este modo, el ‘pleno empleo’ es ni más ni menos que una tasa baja de desocupados. En general, el fenómeno de la persistencia en el desempleo puede ser comprendido intuitivamente como un lento ajuste dinámico de la economía hacia su nivel de desempleo de cuasi equilibrio o como un cambio endógeno en la tasa misma de desempleo de cuasi equilibrio bajo la influencia del sendero previo de desempleo.

Siga bajando para encontrar más contenido