CONSULTORIO DEL INVERSIONISTA

¿Cuáles son los beneficios de una mayor transparencia en la conducción de la política monetaria?

POR:
noviembre 22 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-22

En los últimos 15 años, los bancos centrales han afrontado un cambio fundamental en la forma de conducción de su política monetaria. A diferencia de las décadas pasadas, cuando los bancos centrales y la política monetaria se consideraban instituciones secretas para el público, hoy en día los bancos centrales han avanzado hacia un estado de mayor transparencia. El carácter secreto de los bancos centrales se fundamentaba en la necesidad de mantener las presiones políticas al margen, al momento de llevar a cabo las decisiones de política monetaria. Como señala Frederic Mishkin, a pesar de mantener aislada la política monetaria de presiones políticas expansionistas, el carácter secreto de un banco central no es democrático. Según Mishkin, los principios básicos de la democracia implican que un banco central debe ser responsable de sus actos ante el público. Más importante aún, en el largo plazo, un banco central no puede operar eficientemente sin el apoyo y el entendimiento del público. Es por esto que un gran número de académicos ha centrado sus esfuerzos en determinar los beneficios de la transparencia de los bancos centrales. Bajo el esquema de inflación objetivo (empleado en un gran número de bancos centrales), la transparencia y comunicación con el público son dos factores de mucha importancia. El esquema de inflación objetivo implica no solo el anuncio de una meta de inflación (claridad en los objetivos del banco central), sino también un mayor grado de comunicación con el gobierno y el público. Los beneficios de esta nueva postura son varios. Sin embargo, el más importante se relaciona con las expectativas de inflación. Al anunciar un objetivo de inflación, el banco central está en la capacidad de incrementar su grado de credibilidad y a través de ésta, anclar las expectativas de inflación. En palabras de Mishkin, dicha ancla nominal permite mover la economía hacia una frontera eficiente del trade-off entre inflación y variabilidad del producto.

Siga bajando para encontrar más contenido