Consumo de energía creció 4,9 por ciento en mayo

El aumento de la demanda de electricidad en los primeros cuatro meses es un buen augurio para el PIB.

En los cuatro primeros meses del año la demanda de la energía creció 3,4 por ciento.

Archivo

En los cuatro primeros meses del año la demanda de la energía creció 3,4 por ciento.

Finanzas
POR:
junio 12 de 2015 - 02:40 a.m.
2015-06-12

Ayer el reporte de XM sobre el comportamiento de la demanda eléctrica del país tendió el telón de fondo para la publicación de los datos del Producto Interno Bruto del país, que hará hoy el Dane.

De acuerdo con la empresa, en mayo, el consumo de energía en el país aumentó 4,9 por ciento frente al mismo mes del año pasado.

Este resultado fue impulsado por el crecimiento de la demanda de los usuarios regulados, es decir hogares y pequeños negocios, que tuvo una variación de 6 por ciento.

Mientras tanto, los no regulados (industrias) crecieron 3,4 por ciento entre ambos periodos.

Cuando se compara el consumo de los cuatro primeros meses del 2015, con respecto al mismo lapso del 2014, queda en evidencia que la demanda de energía del país creció 3,4 por ciento.

Este consumo está relacionado con el desempeño económico del país, pues una mayor demanda implica un aumento en la actividad productiva.

“Es difícil estimar qué tanto se transfiere este comportamiento al Producto Interno Bruto, habría que desglosar. Pero, en términos generales, muestra que por lo menos, en teoría, las plantas de producción industrial del país se mantienen estables o con crecimiento”, explicó el analista y fundador de Valora Inversiones, Camilo Silva.

La demanda de energía de la industria manufacturera fue una de las más resentidas en mayo de este año. Tuvo una variación negativa del 2,3 por ciento frente al periodo comparable del 2014.

Un sector donde hubo un crecimiento destacado fue el de explotación de minas y canteras, en el que se registró una variación del 19 por ciento en la demanda de energía, frente a mayo del año pasado.

Estos resultados tienen que ver con la mayor intensidad de las operaciones petroleras que buscan producir más crudo, ante la caída de los precios internacionales del petróleo.

Pero los segmentos donde hubo un mayor incremento del consumo de energía en mayo fueron: electricidad, gas de ciudad y agua, transporte, almacenamiento y construcción. Estos dos últimos reportaron aumentos de la demanda de 34,3 por ciento y 24,3 por ciento, respectivamente.

En el sector agropecuario también se vio un mejor dinamismo en el consumo de energía, con un 13,2 por ciento de variación de la demanda.

Construcción, sin embargo, fue uno de los cuatro sectores en los que la demanda se contrajo, junto a servicios sociales, comunales y personales; comercio, reparación restaurantes y hoteles y la ya mencionada industria manufacturera.

De acuerdo con las estimaciones del Banco de la República, el PIB del primer trimestre del año tendrá un crecimiento de 2,7 por ciento. Aunque con los resultados del comportamiento de la demanda energética de mayo es posible que la recuperación ya se empiece a sentir desde principios del segundo trimestre.