Consumo y exportaciones sostienen el crecimiento económico en Estados Unidos

El pasado 28 de agosto se publicó el dato preliminar de crecimiento del PIB en Estados Unidos para el segundo trimestre del 2008, el cual fue de 3,3 por ciento anualizado durante el segundo de este año, superior a la cifra avanzada publicada anteriormente (1,9 por ciento) y al nivel esperado por los analistas del mercado (2,7 por ciento, según la última encuesta de Bloomberg).

POR:
septiembre 04 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-04

En línea con lo esperado por el mercado, la economía estadounidense se vio favorecida por el impulso fiscal que dio el Gobierno en este trimestre. El consumo personal creció 1,7 por ciento anualizado durante el segundo trimestre del 2008, después de un crecimiento de 0,9 por ciento en el primer trimestre del año. Como se había destacado anteriormente, la devolución de impuestos impulso el consumo privado. Pese a lo anterior, aún no es claro si este efecto se perpetuará en los dos últimos trimestres del año. De esta forma, el consumo de los hogares aportó 1,24 puntos porcentuales al crecimiento total del PIB registrado en el segundo trimestre. Es decir que casi el 40 por ciento del crecimiento del PIB durante el período abril-junio estuvo asociado al consumo personal. Por otro lado, las exportaciones netas, presentaron el mayor crecimiento con 13,2 por ciento, lo que representa cerca de 1,65 puntos porcentuales para el crecimiento del segundo trimestre. El impulso de las exportaciones ha sido consecuencia, en parte, por el incremento en competitividad de los bienes y servicios exportados por Estados Unidos derivado del debilitamiento del dólar frente a las principales monedas del mundo durante este trimestre. Actualmente, Corficolombiana ve perspectivas de un crecimiento sostenido en el consumo de los hogares en el mediano plazo, lo que indicaría que en los próximos trimestres el crecimiento de la economía estadounidense será inferior al presentado durante el segundo trimestre del año. En especial si se tiene en cuenta que en junio y julio se vio una reducción en la tasa de crecimiento del ingreso personal disponible, que pasó de crecer a una tasa de 6,3 por ciento anual en mayo, a 3,4 en junio y a 1,2 en julio. De no tener un nuevo paquete de estímulo fiscal como el de los primeros meses del año, los principales analistas esperan que el crecimiento económico estadounidense vuelva a ser cercano a cero en los próximos dos trimestres.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido