Consumo privado impulsó el PIB del segundo trimestre

Según analistas, la economía colombiana habría crecido alrededor de 5,3% entre abril y junio.

Archivo Portafolio.co

Billetes

Archivo Portafolio.co

POR:
septiembre 19 de 2011 - 12:15 a.m.
2011-09-19

 

La buena dinámica del consumo de los hogares, que se ha visto reflejada en un aumento de las ventas del comercio minorista, así como de la demanda de créditos, habría impulsado a la economía colombiana en el segundo trimestre del año.

El jueves se conocerá el dato oficial que entregará el Dane, pero mientras tanto, un sondeo realizado por Portafolio entre más de 10 centros de análisis económico de entidades financieras, arrojó que los expertos esperan, en promedio, un crecimiento del PIB de 5,3 por ciento en este lapso.

El rango de las proyecciones está entre 4,9 y 5,5 por ciento, aunque la mayoría de los consultados están en la parte alta.

Daniel Velandia, director de investigaciones económicas de Correval, explica que el incremento fue sustancial en el consumo de las familias -que representa casi el 65 por ciento del PIB-, pues prácticamente todos los subsectores del comercio diferentes a vehículos registraron variación positiva en sus ventas.

El comercio exterior también ha tenido buenos resultados, pues las exportaciones continúan creciendo. “Estamos capitalizando el incremento en los precios de nuestros productos”, dice Wilson Tovar, analista de Acciones y Valores.

Otro tema que habla del buen comportamiento de la economía es el incremento en el recaudo de impuestos, que incluso puede superar la meta establecida por el Gobierno.

Un sector que ha tenido un comportamiento disímil es el de la construcción. Mientras que hubo buen desempeño en la construcción privada al ver los despachos de cemento y las áreas licenciadas, las obras civiles tienen un ritmo más lento, explica Patricia González, analista del Banco de Bogotá.

Otro sector que frenó un poco la dinámica fue la industria.

No obstante, las preocupaciones tienen que ver con el último trimestre del año y comienzos del 2012, por cuenta de la incertidumbre frente a las economías desarrolladas y el impacto que esta situación pueda tener en América Latina y en Colombia.

Siga bajando para encontrar más contenido