Continautos inauguró en Bogotá uno de los concesionarios más grande del país

En la anterior sede del periódico El Espectador, sobre la Avenida 68, en la zona industrial de la capital, el local tiene un área de 30.000 metros cuadrados.

POR:
mayo 02 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-02

En este gran complejo, la empresa invirtió cerca de 10.000 millones de pesos.

"Es una obra moderna que cuenta con tecnología de punta para cumplir con los procesos de mecánica para vehículos pesados y automóviles, taller de colisión, venta de automóviles, 4x4, pick up y vehículos comerciales, y venta de repuestos y accesorios", explicó Camilo Arias, gerente de mercadeo.

Este lugar tiene un piso con un área de 2.000 metros cuadrados, dedicado a la atención de clientes y a servicios complementarios como entidades financieras, aseguradoras, boutique de accesorios, almacén de repuestos, cajas, cafetería y zona de juegos para niños.

Además, cuneta con un parqueadero cubierto para visitantes con un área de 4.500 metros y 180 cupos de estacionamiento.

"Esta obra es el resultado del compromiso total que tenemos de fortalecer la calidad de nuestro servicio. En GM Colmotores y nuestra red de concesionarios invertimos para mejorar la experiencia de servicio de los clientes, para que sea eficiente, rápida y diferente", señaló Luis Eduardo Martínez, vicepresidente comercial de GM Colmotores.

Así mismo, esta compañía aseguró que Chevrolet y su red de concesionarios invertirán otros 50 millones de dólares en infraestructura, tecnología, equipos, mano de obra especializada y cobertura, en obras que se seguirán inaugurando durante el 2008 en varias ciudades del país.

La construcción tuvo dos procesos. La primera etapa inició en octubre del 2006 y culminó en enero del año pasado, adecuando el área de posventa y patio de inventario. La obra tardó 11 meses, tiempo en el cual se generaron 200 empleos.

Del mismo modo, con la apertura de la nueva sede se generaron otros 56 nuevos empleos directos y unos 20 indirectos para la atención en vitrinas y posventa.

"Se escogió esta zona de Bogotá porque había poca oferta de vehículos nuevos de carga y transporte y porque es un sector en desarrollo y modernización, que debe generar muy buenas ventas. En los primeros dos años calculamos ventas de 300 unidades de estas gamas", agregó Arias.

Siga bajando para encontrar más contenido