Continúa el deterioro de la actividad económica en E.U.

La semana pasada se publicaron cifras de precios, ventas al por menor y producción industrial en Estados Unidos. Con excepción de la producción industrial, que presentó una importante caída en octubre, los datos publicados durante la semana se ubicaron en línea con las expectativas de los analistas estadounidenses, por lo que generaron cierta tranquilidad a los mercados.

POR:
noviembre 22 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-22

Por el lado de precios, en octubre el IPC presentó un incremento de 0,3 por ciento en términos mensuales, el mismo incremento registrado en septiembre. El comportamiento del IPC total estuvo relacionado al incremento del componente de energía, que subió 1,4 por ciento y en menor medida de alimentos, que creció 0,3 por ciento. Así, el IPC núcleo (sin alimentos ni energía) presentó un incremento mensual de 0,2 por ciento en octubre, por lo que en términos anuales el incremento del IPC núcleo continúa estable en niveles de 2,1 por ciento. A diferencia de esta estabilidad en el crecimiento anual de la medición núcleo, el índice total presentó un aumento de 3,5 por ciento en octubre, superior al 2,8 por ciento registrado en septiembre. Este repunte de la inflación total se debe en buena medida al aumento de los precios de la energía. Por el lado de la actividad económica, aunque las ventas al por menor crecieron 0,2 por ciento en octubre, la producción industrial cayó 0,5 por ciento en el mismo mes. La caída de la producción industrial en octubre tomó por sorpresa a los principales analistas estadounidenses, que esperaban un crecimiento mensual de 0,1 por ciento (según la última encuesta realizada por la agencia Bloomberg). Dado el comportamiento de la actividad industrial en octubre, en términos anuales la producción industrial retornó a crecimientos por debajo del 2,0 por ciento: en octubre la producción industrial aumentó 1,8 por ciento anual, inferior al 2,1 por ciento anual registrado en septiembre. De esta forma, la tendencia de desaceleración de la actividad industrial es cada vez más clara. La tendencia decreciente de la inflación núcleo es consistente con la desaceleración de la actividad económica, que se refleja en el comportamiento del sector industrial. En este sentido, las declaraciones recientes de uno de los gobernadores de la Fed, Randall Kroszner, quien señala que el nivel actual de la tasa de interés deberá impulsar a la economía en el corto plazo, parecen estar en contra de los indicadores que señalan la continuidad del deterioro de la actividad económica. Según Kroszner, la postura actual de política monetaria es adecuada, y no serán necesarios nuevos recortes. Esto contrasta con las expectativas de los agentes. De acuerdo a los precios de los futuros, existe una probabilidad del 84 por ciento de un recorte de 25 puntos básicos en la tasa de interés en la próxima reunión de diciembre.

Siga bajando para encontrar más contenido