Contrabando continúa siendo amenaza para los arroceros colombianos

El sector arrocero ve con mucha cautela que vuelva a 'inundarse' el país con el cereal, procedente de los países vecinos, en detrimento de los ingresos y la calidad de la vida de los cultivadores.

POR:
marzo 06 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-06

Mientras se estima que no menos de 250.000 toneladas de arroz entraron de contrabando al país, procedentes de Venezuela y de Ecuador, el gremio de los arroceros consideró a este delito como el más susceptible de afectar la producción durante este año.

Rafael Hernández, gerente de la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz) reconoció que las autoridades policiales y aduaneras han hecho los esfuerzos suficientes para controlar este flagelo y pidió que las medidas de prevención y control se mantengan vigentes.

Para comienzos del 2010 el país contaba con un inventario de 623.000 toneladas del cereal (paddy seco), casi el doble de lo que tradicionalmente ha tenido el país en bodega para esa época del año.

Eso quiere decir que hay suficiente arroz para abastecer el mercado local y no se necesita ni una sola libra más que entre del exterior.

Esto, precisamente, fue lo que entendió el Ministro de Agricultura, Andrés Fernández, durante una reunión la semana pasada, por lo cual aseguró que no se autorizará la importación del cereal. Así las cosas, la temporada de siembra de arroz ya comenzó a hacerse en varias zonas del país, como los llanos del Ariari, donde ya, para comienzos de marzo, se han registrado lluvias moderadas.

Rafael Hernández estima que este año, en los departamentos de Casanare, Meta, Huila y Tolima, se sembrarán unas 250.000 hectáreas, que comenzarán a recogerse hacia finales del próximo mes de agosto.

De esta área sembrada se esperaría algo más de 500.000 toneladas de arroz blanco para consumo humano. Sin embargo, en un informe técnico del gremio, conocido PORTAFOLIO, se destaca que dos factores podrían alterar esta producción esperada: los bajos rendimientos y el retraso de las siembras y, como segundo, la amenaza latente de entrada de arroz de contrabando desde Venezuela.

Además, resulta 'interesante' para los contrabandistas traer arroz de forma ilegal a Colombia, debido a la política cambiaria que rige en Venezuela.

Esta amenaza también se tiene sobre Ecuador, país donde comenzará a cosecharse el próximo mes de abril y donde se espera una producción que sobrepasará la demanda local. Además del cereal, considera Fedearroz, el contrabando también podrá presentarse con otros alimentos de origen agropecuario, que terminarán por debilitar la economía del país, pues el contrabando es una herramienta utilizada para el lavado de dinero.

Más área sembrada y bajos rendimientos en 2009

Varios aspectos ocasionaron una debacle en el cultivo del arroz en Colombia durante el 2009: el incremento de las áreas sembradas, la alta incidencia de la bacteria llamada 'Burkholderia glumae' y los bajos precios que debieron soportar los cultivadores; además, como se anotó, la llegada de arroz de contrabando.

La plaga de la referencia ha hecho de las suyas en los cultivos de arroz, tanto que el año pasado el ICA estableció una veda para el cultivo; además de esta, las otras plagas, bacterias y virus han encontrado en el verano que se padece en las zonas arroceras del centro del país, la posibilidad de mantenerse en las áreas de cultivo.

Las anotadas, sumado al uso indiscriminado de semillas de 'costal', traídas de Venezuela, han disminuido la productividad del cultivo.

La sequía, también afectó durante el segundo semestre la zona norte del país; lo mismo, sucede en el área de influencia del distrito de riego de Usocoello.

Siga bajando para encontrar más contenido