Contrapropuestas al proyecto tributario

En una sesión que duró cerca de cinco horas y que comenzó con la presentación del proyecto de reforma tributaria por parte del ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla y el director de la Dian, Oscar Franco, 19 Senadores y Representantes de todas las bancadas políticas fijaron la posición de sus movimientos sobre la reforma tributaria.(VER GRAFICOS)

POR:
agosto 23 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-23

Al final quedó evidenciado que hay más de una contrapropuesta a la propuesta tributaria oficial y que la discusión será ardua. También quedó claro que el Congreso no le caminará al IVA del 10 por ciento a la canasta básica; será casi imposible introducir cambios a la tributación de los asalariados, así como quitarle los beneficios de los que hoy gozan; hay incredulidad frente a la propuesta de devolución del IVA para las familias más pobres basados en el Sisbén; y cuestionan la supuesta neutralidad de la reforma tributaria. Esta vez, tanto congresistas como el Ministro y el director de la Dian, Oscar Franco, llegaron temprano al Salón Elíptico, y a eso de las 10:45 de la mañana se dio inicio a la sesión. Y aunque el presidente Uribe ha hablado en reiteradas ocasiones de revisiones que se harán al proyecto, el ministro Carrasquilla no habló de cambios, sino que se dedicó a exponer la misma iniciativa que radicaron el pasado 28 de julio. Posteriormente, el turno de las intervenciones le llegó a los congresistas, quienes expusieron toda clase de ‘peros’ al proyecto, provenientes incluso, de los integrantes de las bancadas de Gobierno. Sin embargo, todos fueron claros en señalar que si bien tenían esas observaciones, aún sus movimientos no han adoptado una posición frente al proyecto, lo que harán en unas semanas después de hacer el estudio respectivo con sus asesores. Si bien muchos iniciaron su presentación con frases como: “es bueno que se busque eliminar varias de las tarifas en IVA que hoy existen, pues facilita el recaudo, así como eliminar las exenciones”; “este proyecto va por buen camino y está bien diseñado”; y “hay avances notorios en el proyecto”, entre otras, a renglón seguido venían los cuestionamientos. Para empezar, nadie respalda el IVA del 10 por ciento a la canasta básica y muchos coinciden en señalar que se debe hacer una revisión de los artículos que el Gobierno propone gravar con ese impuesto para así poder excluir de la lista unos 16 ó 20 que son considerados los básicos y que consumen las familias pobres para dejarlos por fuera de esa lista. “No creo que se puedan gravar todos los productos de la canasta básica. Es duro para una familia pobre pagar por el consumo de los alimentos que hacen parte de su sustento diario”, dijo el representante de Cambio Radical, Oscar Wilches. Y algunos presentaron la alternativa: “En cambio de eliminar el impuesto de timbre y el de patrimonio que pagan hoy los que más tienen, pues eliminen esta propuesta de gravar la canasta básica, por lo menos saquen 22 productos esenciales”, planteó Felipe Fabián Orozco, también de Cambio Radical. Pero los congresistas no le creen a la devolución del IVA para cerca de 5 millones de familias pobres que están en el Sisbén 1 y 2. “No hay claridad en el mecanismo de devolución del IVA para el Sisbén 1 y 2. Hay muchos problemas con eso porque hemos visto cómo se han colado muertos. Están quienes no deben y no están quienes sí tienen que estar”, dijo el senador Camilo Sánchez del Partido Liberal. Por el lado del impuesto de renta, unos cuestionaron la exención del ciento por ciento que podrán hacer quienes inviertan en la compra de activos fijos productivos, pues la consideran como un regalo para las clases más favorecidas. Por el lado del efecto fiscal de la reforma tributaria, muchos objetaron el hecho que el Gobierno teniendo la oportunidad de obtener recursos no lo haga. Esto porque señalan que el Gobierno central tiene un déficit del 5 por ciento que se sostendrá en el tiempo y esa neutralidad puede afectar aún más las finanzas estatales. YA SE CUMPLIO AL FMI El compromiso del Gobierno colombiano bajo el programa suscrito con el Fondo Monetario Internacional (FMI) fue presentar una reforma tributaria estructural al Congreso y eso ya se hizo, dijo ayer el director de la misión del organismo que visita al país, Robert Rennhack. Para el funcionario es claro que el gobierno del presidente Uribe cumplió con presentar la reforma al Legislativo. Lo que salga del Congreso en la discusión del proyecto presentado por el Ministerio de Hacienda es la decisión del Congreso. “Esa sería la ley del país, lo que decida el Congreso”. Por lo tanto, la reforma que quede no afectará el cumplimiento del programa, dijo Rennhack. Cambio Radical ya puso sus cartas sobre la mesa Cambio Radical ya tiene listas sus propuestas para presentarlas al momento que se empiece a discutir el proyecto en forma en las comisiones económicas, lo que se estima será después de que el Congreso apruebe el presupuesto para 2007. Este partido, que hace parte de la bancada de Gobierno propone que se elimine de una vez por todas el cuatro por mil y el impuesto al patrimonio. Igualmente, plantea que la tarifa general del IVA baje del 16 al 15 por ciento y gravar todos los bienes y servicios, excepto la carne, los huevos, el arroz, la papa, las drogas, los servicios de salud, educación y los servicios públicos domiciliarios para los estratos 1, 2, 3 y 4. También plantea que el impuesto de renta sea del 35 por ciento, que es la tarifa sin sobretasa que se acaba este año, por lo que no comparte la propuesta del Gobierno de bajarla al 34 por ciento en el primer año, al 33 en el segundo y al 32 por ciento en el tercero. Ayer durante el debate, Omar Flórez, miembro de esta colectividad, manifestó que se debe hace necesario hacer un esfuerzo en introducir un impuesto a los bienes rurales y que no se les saca ningún provecho. Igualmente, que se tenga presente la estructura tributaria de los entes territoriales y que se haga una revisión a los efectos de la reforma laboral.Partido de la U pidió cifras al Minhacienda El senador Luis Guillermo Vélez, vocero del Partido de la U, fue claro ayer en señalar que su colectividad aún no ha tomado una posición oficial. Manifestó que desde un comienzo cuando el Gobierno empezó a presentar su propuesta, el Partido de la U logró que la tarifa general del IVA no fuera del 17 por ciento, sino que se mantuviera en el 16. Ayer durante el debate le solicitaron al Gobierno varias cifras para que en el estudio de la reforma puedan tener claro cuánto costarían los cambios que plantearían. Solicitaron: una cuantificación de los cambios que va a introducir el Gobierno en esta reforma, cuánto vale un punto del IVA y cuánto uno de renta. Otro listado sobre qué es lo que se deroga con el último artículo. Listado de bienes a gravar con IVA. Y solicitaron explicación sobre la neutralidad del proyecto y el déficit del Gobierno central. Partido Liberal plantea IVA general del 14% Esta colectividad no ha presentado la propuesta que presentaría, pero ayer quedaron esbozados algunos de los planteamientos que defenderían. Para empezar, propondrán que la tarifa general del IVA baje al 14 por ciento, pero sin gravar la canasta básica. También plantearán que las transacciones inferiores a los 10 millones de pesos estén exentas del gravamen a los movimientos financieros, cuya tarifa insisten en dejar en el cuatro por mil. No respaldarán la propuesta del Gobierno de cambiar la tributación para los asalariados y mucho menos eliminar las exenciones de las que ellos gozan para poder reducir la base gravable de la retención en la fuente. Ayer Sánchez cuestionó que el Gobierno quiera eliminar el impuesto al patrimonio que pueden pagar las personas que más recursos tienen en el país. Polo Democrático: la reforma no es estructural La semana entrante el Polo Democrático presentaría su pliego de contrapropuestas a la reforma tributaria. El senador y vocero del partido, Jaime Dussán, manifestó que esta no es una reforma estructural sino la quinta coyuntural que presenta este Gobierno. “Uribe se acostumbró a presentar reformas de pancoger”, dijo. En su propuesta plantearán no respaldar el IVA a la canasta básica, ni con la tarifa del 10 por ciento ni con ninguna otra. Igualmente, solicitarán que no se le cambie el régimen a las cooperativas, especialmente a las de los trabajadores, pues las ponen a tributar como cualquier empresa. Y propondrán el desmonte definitivo del cuatro por mil. Y aunque no tienen un listado, pedirán que se conserven varias exenciones, especialmente las que benefician a la clase asalariada del país. Manifiesta que si el Gobierno logra la paz, no se requerirá cambiar tarifas ni gravar nuevos bienes, pues se liberarían recursos que hoy están atados al sector Defensa. También defienden la iniciativa que han planteado de tiempo atrás y que tiene que ver con el hecho de gravar la tierra, especialmente las grandes hectáreas rurales.

Siga bajando para encontrar más contenido