Fue contratado, y ahora ¿cómo lograr el éxito?

En un momento decisivo alrededor del mundo, y del cual Colombia no es ajena, la capacidad de adaptarse a nuevos entornos de negocios es una de las competencias más valoradas en los ejecutivos.

POR:
mayo 07 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-07

La denominada 'Luna de Miel' de los primeros tres meses de los ejecutivos nuevos en sus posiciones es cada vez más corta y exige que éste se involucre rápidamente al negocio.

En un momento decisivo alrededor del mundo, y del cual Colombia no es ajena, la capacidad de adaptarse a nuevos entornos de negocios es una de las competencias más valoradas en los ejecutivos que ya están o son buscados para ocupar altas posiciones en las organizaciones.

Los cambios rotativos en una compañía, sea por la renuncia inesperada de un ejecutivo, un despido, ausencia por enfermedad o por el ascenso de la persona a otra división o país, traen consigo una dinámica diferente en el entorno laboral que, indudablemente, demandan tiempo, recursos y dinero.

Así mismo, es indispensable tener en cuenta el proceso de adaptación del ejecutivo, especialmente en los primeros tres meses, cuando es posible establecer una base para una trayectoria exitosa, aplicando seis aspectos básicos, muchas veces ignorados por él mismo y la organización.

En este contexto, la llegada de un nuevo ejecutivo que, en general, tiene un lapso de tres meses para adaptarse y conocer sus tareas, debe ser planeada y metódica, para así tomar iniciativas y acciones efectivas asegurando el éxito y minimizando el riesgo.

Bajo este panorama, hay 6 aspectos estratégicos en los que se debe trabajar durante ese tiempo.

El primer aspecto es cultura, ya que el ejecutivo que se incorpora a la compañía aunque tenga el conocimiento puede no adaptarse a la empresa. Es indispensable detectar durante la entrevista qué factores pueden llegar a ser críticos y no adaptables, como los valores de la empresa, código de conducta, políticas, entre otros.

Adicionalmente, es un grave error pensar que un director tiene que saberlo todo.

Por su parte el talento, es el segundo punto importante, en donde el ejecutivo debe tener en cuenta el equipo directo e indirecto, sus colegas y jefes, así como conocer las políticas de compensación, evaluaciones, promociones, entre otras. El ejecutivo debe estar en capacidad de detectar cualquier problema en su equipo para así tomar decisiones importantes aunque no drásticamente rápidas.

El conocimiento del negocio es otro de los aspectos a tener en cuenta, en donde el ejecutivo debe conocer el entorno y situación actual de la empresa, así como temas relacionados al presupuesto, cobranza, revisiones con clientes, distribuidores, proveedores, etc.

El cuarto aspecto son las expectativas tanto del ejecutivo como de la empresa, en donde entran en este panorama el jefe, unidades de negocio, reportes y temas relacionados.

Los contactos tanto internos como externos y relaciones son el otro punto relevante, lo cual le otorgará al ejecutivo credibilidad y éxito frente a los diferentes escenarios de la compañía.

Por último, pero igualmente crítico entre los aspectos determinantes para el éxito en los primeros días del ejecutivo, debe ser el referente a la oferta de productos y servicios. Conocer qué ofrece la empresa y los diferenciadores para ser más competente frente a su competencia y así mismo, detectar las tendencias de mercado.

La práctica de estos seis aspectos claves de éxito durante los primeros tres meses de un ejecutivo en una organización, llevarán a obtener los mejores resultados y optimizarlos hacia la ruta del éxito y así mismo, aportar a la gran inversión que es el contratar un nuevo ejecutivo. 

Siga bajando para encontrar más contenido