Control fiscal ya entró en la onda digital

En la modernización tecnológica de la Contraloría General han invertido 12.000 millones de pesos.

La Contralora y el Ministro de las TIC, en el centro de sistemas.

Archivo Portafolioco

La Contralora y el Ministro de las TIC, en el centro de sistemas.

POR:
mayo 22 de 2014 - 02:59 a.m.
2014-05-22

Los autos que emite hoy día la Contraloría General de la República no tienen el olor de la tinta y el papel; son diligenciados en forma electrónica y rubricados incluso con la firma digital de la contralora, Sandra Morelli, o del delegado al que le corresponda.

Este avance hace parte del proceso de modernización de la entidad, que emprendió Morelli. También los expedientes actuales están digitalizados y un equipo y ha avanzado en hacer lo propio con los expedientes antiguos, lo cual significa escanear medio millón de documentos, de los cuales se han evacuado el 81 por ciento.

La plataforma permite incluso incorporar videos de las audiencias, a partir de la evolución hacia los procesos verbales.

Así mismo, si una de las partes comprometidas requiere un documento no tiene que desplazarse a una oficina de la entidad y existe un mecanismo que evita que se desaparezcan documentos, como llegó a ocurrir años atrás, según acepta Morelli. “La idea de la prueba es que tenga toda la seguridad, pero que a la vez esté disponible”, explicó la Contralora General el martes, mientras le presentaba sus logros en esta materia al ministro de las TIC, Diego Molano y le mostraba el centro desde donde se manejan el Sistema Integrado para el Control de Auditorías (SICA), el Sistema de Aseguramiento Electrónico (SAE) y el Sistema de Información para la Participación Ciudadana, que recibe quejas de la gente.

También, los funcionarios de las 30 gerencias regionales se comunican de manera virtual con la sede central, en Bogotá, y esto agiliza las decisiones.

La modernización ha costado 12.000 millones de pesos, incluyendo equipos y la capacitación, pues parte de las plataformas fue donada o desarrollada por la mima entidad.

La implementación del sistema oral ha permitido bajar el plazo para decisiones de 42 a 20 meses.

Según Morelli, todo esto ha permitido estar al día con más de 110 procesos que envían al mes las gerencias regionales para fallos de segunda instancia. Además, desatrasar 3.600 denuncias que había represadas del periodo 2001-2011 a la vez que han atendido 9.600 quejas nuevas.

Molano indicó que están analizando cómo destrabar la congestión que se da en la Rama Judicial por las tutelas y no descartó retomar la experiencia de la Contraloría.
 

Siga bajando para encontrar más contenido