El control interno, efectivo en los tiempos de crisis

Como parte de los cambios en el entorno de los negocios y bajo el enfoque de una efectiva gestión empresarial frente a la crisis global, la Superintendencia Financiera de Colombia ha publicado recientemente la Circular 014 que requiere el fortalecimiento de los sistemas de control interno y la evaluación continua de su eficiencia.

POR:
julio 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-31

César Cheng Vargas, presidente de Deloitte en Colombia, se ha referido a la nueva regulación desde una perspectiva basada en las ventajas y beneficios de un buen sistema de control interno para las organizaciones. ¿Qué cambia en los sistemas de control de las empresas colombianas con la implementación de la nueva regulación de la Superfinanciera? La nueva regulación colombiana -que está basada en las mejores prácticas internacionales- confirma la necesidad de implementar en las empresas un sistema de control interno efectivo, es decir, que tanto el diseño como la operatividad de los controles internos sean efectivos a la hora de enfrentar los riesgos empresariales. Durante las recientes crisis empresariales mundiales se responsabilizó a la alta gerencia por su audacia en la toma de riesgos con ausencia de un efectivo sistema de control. A partir de entonces, diversas legislaciones mundiales requieren ahora que la gerencia de la empresa realice una evaluación continua de la efectividad del diseño y operación de su sistema de control interno. ¿De qué manera influyen los sistemas de control interno efectivo en la gestión de las empresas? Las recientes crisis empresariales globales han revivido el interés por contar con un efectivo sistema de gestión de riesgos y controles. Los negocios se han vuelto más complejos y los efectos negativos de un control interno inefectivo pueden ser catastróficos. Es así como un sistema de control interno efectivo constituye la primera línea de defensa frente a los riesgos o amenazas al logro de los objetivos de eficiencia y eficacia operacional, la confiabilidad de la información para la toma de decisiones, el cumplimiento con leyes y regulaciones y la protección frente a los riesgos de fraude, malversación de fondos o uso indebido de activos empresariales. ¿Cuáles son las mejores prácticas internacionales de control interno, que recoge la circular de la Superfinanciera? Según las mejores prácticas internacionales, un sistema de control interno efectivo debe comprender al menos cinco componentes como son: el ambiente de control, la valoración o gestión de riesgos, las actividades de control, los sistemas de información y comunicación y el debido monitoreo de su efectividad. La Superintendencia estableció un plan para que las empresas bajo su supervisión adecuen sus sistemas de control interno bajo esta estructura dentro de unos plazos que van desde el 30 de septiembre de 2009 hasta el 31 de agosto de 2010. ¿Con base en una relación costo-beneficio qué consecuencias se generan para las empresas con la implementación de esta nueva regulación? En entornos de crisis las empresas enfrentan cada vez mayor regulación. Raras veces el cumplimiento con las regulaciones representa una ventaja competitiva. Para crear valor, los negocios tienen que consolidar, estandarizar y alinear sus sistemas de gobierno, riesgo y control. Este es un enfoque que tiene que combinar las necesidades de cumplimiento regulatorio con la dinámica de los negocios. La meta es desarrollar agilidad y flexibilidad corporativa para absorber las nuevas exigencias regulatorias al mismo tiempo que se logran eficiencias en los costos, y, también, ventajas competitivas. ¿Qué papel juega esta nueva regulación en medio de la actual coyuntura de incertidumbre mundial y teniendo en cuenta la importancia de una oportuna y efectiva gestión de riesgos empresariales? El éxito de los negocios es el resultado de la correcta ejecución de una buena estrategia. A su vez, ello requiere la oportuna identificación de los riesgos o amenazas al logro de los objetivos y establecer los respectivos controles para mitigarlos. Mientras menor sea la brecha entre los riesgos y los controles, mayor será la probabilidad de que se cumplan los objetivos del negocio. En consecuencia, todo negocio exitoso requiere de un sistema de control interno efectivo. '' El éxito de los negocios es el resultado de la correcta ejecución de una estrategia, y la oportuna identificación de los riesgos”. '' Los negocios se han vuelto más complejos y los efectos de un control interno inefectivo pueden ser catastróficos. Foro el 24 de agosto, en Bogotá Planeta, PORTAFOLIO y Deloitte realizarán en Bogotá, el 24 de agosto, el foro “Control Interno Efectivo, hacia un nuevo estándar Internacional”. El evento se efectuará en el Hotel Cosmos 100 de la capital del país. El objetivo es ilustrar a los asistentes en el conocimiento y la implementación en las empresas, de las mejores prácticas internacionales de control interno. Las conferencias serán dicta- das por expertos de la compañía Deloitte, de Es- tados Unidos y Colombia. El foro iniciará a las 8:00 a.m. y finalizará a las 6:00 p.m., luego de un espacio para debate, en el que participarán los superin- tendentes Financiero y de sociedades, así como los presidentes de la Bolsa de Colombia y de Asobancaria. Tels: 3535350 y 018000114200 Riesgo y control, prioridad financiera Las dinámicas actuales del mercado indican que uno de los retos que las grandes instituciones financieras tendrán que abordar es el fortalecimiento de sus sistemas de gobierno, riesgo y control. De manera creciente tales sistemas están determinando los ganadores y perdedores en el largo plazo en todas las industrias y de manera especial en la industria de servicios financieros alrededor del mundo. Además, es probable que ellos jueguen un rol central en el éxito o fracaso individual de los presidentes y ejecutivos principales a quienes los accionistas, reguladores y demás stakeholders se hacen responsables del éxito o fracaso de los negocios. En el nuevo entorno después de la crisis, el buen gobierno corporativo, los riesgos y los controles deberán estar en el primer lugar de la agenda de las organizaciones. Las instituciones necesitan consolidar y rediseñar sus sistemas, haciéndolos suficientemente flexibles para que se adapten al cambiante entorno regulatorio y de negocios. La encuesta de Deloitte ha encontrado que algunas instituciones financieras ya están trabajando sobre este desafío.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido