Cooperativas piden al Gobierno que las tenga en cuenta para programas de microcrédito y bancarización

Esas entidades que ejercen actividad financiera solicitan no ser discriminadas, pues varios decretos establecen que las iniciativas son solo para intermediarios vigilados por la Superfinanciera.

POR:
mayo 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-15

Cabe recordar que las 204 cooperativas de ahorro y crédito que funcionan en el país no son supervisadas por ese ente, sino por la Supersolidaria.

La solicitud la hacen las cooperativas diez años después del descalabro financiero que sufrieron. El estigma de la crisis todavía persigue a este sector, pese a que ya está saneado.

"Las cooperativas forman parte del sistema financiero, son intermediarios autorizados por Ley, tienen su propio fondo de garantías y la Supersolidaria también utiliza la regulación prudencial", asegura Clemencia Dupont, presidente de Confecoop, el gremio de las cooperativas.

Agrega que para recuperar por completo la confianza en el modelo cooperativo, se requiere que el Gobierno también les dé una mano.

Su deseo de participar más activamente en el nicho de las microfinanzas se basa en el hecho de que las cooperativas tienen una vocación más popular que los bancos. Aunque casi no las incluyen dentro del Programa de la Banca de las Oportunidades y en el de los corresponsales no bancarios.

Al cierre del año pasado, el microcrédito empresarial otorgado por las cooperativas alcanzó 162.452 millones de pesos, 63.000 millones más que en el 2006. Este dinero fue repartido entre 65.000 créditos, con un monto promedio de 2,5 millones de pesos.

Según las cuentas de Confecoop, la participación del microcrédito cooperativo en el sector financiero pasó de 4,21 por ciento en el 2005 al 8,26 por ciento en el 2007.

Sin embargo, el microcrédito no es el fuerte de las cooperativas, sino el crédito de consumo, cuya cartera alcanzó 4,8 billones de pesos el año pasado, representados en 1,2 millones de créditos, con un monto promedio de 4,1 millones por deudor.

Esta suma implica que las cooperativas manejan el 14,02 por ciento de la cartera de consumo del sector financiero nacional.

Calidad de cartera

Como todos los establecimientos de crédito, las cooperativas han experimentado un incremento de la morosidad entre sus clientes y terminaron el 2007, con el 2,9 por ciento de sus préstamos 'colgados'.

No obstante, esa cifra es un poco menor a la que registraron todas las entidades vigiladas por la Superfinanciera al cierre del año pasado, cuyo índice de morosidad fue del 3,3 por ciento.

Aunque si se mira solo la cartera de consumo del sistema (que es el negocio más fuerte de las cooperativas), el retraso en los pagos es aún mayor, pues en el 2007 quedó en 5,7 por ciento.

Dupont explicó que tienen una cartera un poco más sana debido a que la mayoría de sus créditos son por libranza y a que conocen bien a sus asociados y saben cuánto les pueden prestar.

Las cooperativas financieras asocian a 1,8 millones de colombianos, los cuales, a través de sus aportes han creado un patrimonio de 2,1 billones de pesos.

Siga bajando para encontrar más contenido