Más coordinación económica para superar la crisis pidió España al asumir la presidencia de la Unión Europea

'Tenemos que avanzar en la unidad económica europea y así haremos que la prosperidad sea el horizonte de todos los europeos', dijo el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

POR:
enero 08 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-08

La postura la defendieron las principales autoridades de la Unión Europea (UE) este viernes en Madrid y se ratificó que éste va a ser el principal objetivo que se ha fijado España para sus seis meses de Presidencia europea, que comenzó a ejercer oficialmente.

El jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, recibió del ministro sueco de Asuntos Exteriores, Carl Bildt, el testigo de la presidencia rotatoria de la UE simbolizada en un cilindro con las banderas europea, sueca y española y un texto del Tratado de Lisboa.

El traspaso oficial tuvo lugar en una ceremonia en el Teatro Real de Madrid, presidida por los reyes Juan Carlos y Sofía, y con la asistencia de los máximos responsables de las instituciones comunitarias y casi 1.500 invitados, que contemplaron un espectáculo de flamenco y danza.

Coincidiendo con este arranque oficial de su mandato europeo, Zapatero se reunió en Madrid con los presidentes del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, y de la Comisión de la UE, José Manuel Durao Barroso, con quienes tendrá que coordinar las políticas a seguir por la Unión este semestre, tarea para la que los tres mostraron una buena disposición y sintonía.

En una conferencia de prensa, coincidieron en que en un mundo globalizado y con reequilibrios de poder como el actual, la UE no tiene más salida que adaptarse a los cambios, caminar unida y coordinar sus políticas.

Según Van Rompuy, que asumió recientemente su cargo de presidente permanente de la UE, "el primer objetivo es garantizar una plena recuperación, superar los retos a corto plazo ligados a la crisis económica y al mismo tiempo trabajar en cambios estructurales" que deben culminar en la elaboración del plan a largo plazo, bautizado como "Estrategia 2020".

El plan, que comenzará a diseñar en una cumbre extraordinaria en Bruselas el próximo 11 de febrero con el objetivo de que sea aprobado a finales de la presidencia española en junio, busca dinamizar la economía europea y hacerla más competitiva, tras el fracaso de su predecesor, la "Agenda de Lisboa".

"Vamos a tener éxito. Es una cuestión de supervivencia y un mayor crecimiento económico para preservar el modo de vida europeo", destacó Van Rompuy.

"Sabemos que (el crecimiento) no va a superar el 1 por ciento y no nos podemos permitir que esté en riesgo nuestro modelo económico", agregó.

Finalmente, tanto Zapatero como Van Rompuy eludieron concretar si sus propuestas sobre la nueva estrategia económica podrían contemplar medidas vinculantes y eventuales sanciones para los países que no cumplan los objetivos fijados.

Siga bajando para encontrar más contenido