Cuando el corazón late sin control

Una de cada 10 personas, al llegar a los 80 años, puede tener fibrilación auricular (FA), considerada por los cardiólogos como la arritmia más desordenada que existe, teniendo en cuenta que 'arritmia' es el término con el que se define a todos los trastornos del ritmo cardiaco.

POR:
mayo 30 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-05-30

La hipertensión es una de las principales causas, aunque también en el grupo de propensos están quienes sufren de diabetes, enfermedad coronaria, además de la edad: ser mayor de 65 años. "El paciente puede percibir su corazón latiendo en el pecho, que normalmente no se siente, y lo percibe latiendo en desorden; además de tener cansancio al hacer actividades que se realizan de manera cotidiana, fatiga, asfixia, dolor en el pecho e incluso pueden ver afectada su capacidad de concentración", explica Luis Carlos Sáenz, cardiólogo, electrofisiólogo y coordinador del capítulo de fibrilación auricular de la Sociedad Colombiana de Cardiología. ¿Por qué sucede? La explicación de ese 'desorden eléctrico' la da Sáenz, quien dice que el corazón late sincrónicamente, pero hay fibrilación auricular cuando las aurículas presentan movimientos irregulares, no se contraen adecuadamente, por lo que el ventrículo no es capaz de ir tan rápido, y entonces la sangre se queda estancada en agujeros que tiene este órgano, especialmente en la aurícula izquierda, donde se pueden formar coágulos que en cualquier momento se desprenden. "La fibrilación auricular se asocia con más mortalidad y accidentes cerebrovasculares (ictus), porque los coágulos, incluso solo uno del tamaño de la punta del dedo meñique, se pueden ir al cerebro (son los más graves) y a otros sitios, provocando hemiplejía (mitad del cuerpo paralizado) y afasia (no poder hablar), lo que tiene un gran impacto social y económico, porque las personas pueden quedar inhabilitadas", dice Carlos Morillo, director del Servicio de Arritmia y Pacing en la Universidad McMaster Hamilton, en Canadá. Estos pacientes son tratados con anticoagulantes, pero desafortunadamente hay un 30 por ciento, que, aun teniendo los factores de riesgo, no sienten la arritmia, y entonces no consultan, ya que la FA puede ser sintomática o asintomática. Este es el tipo de pacientes que solo por una hospitalización, en caso de trombosis, descubren que venían presentando esta patología. - Novedades en anticoagulantes Hasta ahora, los pacientes con fibrilación auricular eran tratados con anticoagulantes derivados de la vitamina K, pero estos producen sangrados, además de la incomodidad de tener que hacerse constantes exámenes de sangre. Hoy, las investigaciones han avanzado y el estudio Re-Ly, realizado con 18.143 pacientes en 44 países, demostró la eficacia de un medicamento que ofrece 35% más de efectividad y menos signos adversos de los que puede ocasionar el que se conoce desde hace 50 años.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido