Corporación Matamoros brinda ayuda a soldados heridos

La Corporación Matamoros dio a conocer algunas de sus iniciativas para este año y dejó claro que se requiere una mayor ayuda para los soldados heridos en combate de los distintos entes.

POR:
agosto 22 de 2012 - 12:04 a.m.
2012-08-22

Gladys Sanmiguel, directora de la corporación y una ejecutiva que toda su vida ha estado ligada a la milicia habló con Portafolio sobre su liderazgo en materia social.

¿Qué hace la fundación Matamoros?

La Corporación Matamoros nace de la institución militar como una necesidad de apoyar a sus soldados, en especial a los heridos, y a sus familias.

Trabajamos de la mano del Ministerio de Defensa apoyando las necesidades de los heridos, en los temas de educación, empleo, rehabilitación, deporte y hogares de paso.

¿Y qué resultados se han logrado?

Hemos apoyado en los últimos cinco años a 7.578 personas en programas de capacitación y educación, y a 1.253 personas a encontrar una nueva oportunidad laboral.

Lo anterior, sin contar todo el acompañamiento que les hacemos apenas salen del Ejército.

Le dan mucha importancia al tema laboral...

Lo que pasa es que cuando ellos quedan heridos hay una junta médica que determina el nivel de discapacidad. Desafortunadamente, en algunos casos, no pueden seguir desempeñándose dentro de las fuerzas porque se requiere de un esfuerzo físico.

Así que el paso a seguir es el retiro y la jubilación. Ahí es donde nosotros jugamos un papel importante.

¿Ustedes apoyan la labor del Ministerio de Defensa?

Claro, es que nosotros hacemos parte del grupo del sector defensa porque tenemos que estar alineados con los programas de bienestar social de las fuerzas militares.

El Ministerio de Defensa se ocupa de los muchachos heridos en combate que todavía hacen parte de las fuerzas militares y nosotros, de aquellos que ya se han retirado por cuenta de su estado.

¿Con qué obstáculos se han encontrado?

Algunos de los muchachos no aprovechan las oportunidades para estudiar, hacer deporte y salir adelante, por sus heridas y la afectación sicológica. Nosotros los acompañamos y les brindamos ayuda.

¿Y logran superarlos?

Cuando salen de las fuerzas militares, posterior a haber sido heridos de gravedad en un combate, algunos se estrellan con la realidad porque dicen: ahora qué me pongo a hacer.

En ese camino, les brindamos capacitaciones, los acompañamos y los conectamos para que encuentren trabajo.

Juan Manuel Ramírez

Subeditor Portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido