¡Correcto…, pero tarde!

La decisión de retirar 27 militares por posibles responsabilidades en el delito de ejecuciones extrajudiciales puede ser una medida en la dirección correcta, pero llega tarde.

POR:
noviembre 10 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-10

El Fiscal General manifestó, que su despacho adelanta investigaciones de por lo menos 820 casos reportados desde el 2003. Los diferentes medios de comunicación han recordado que desde el 2004, Naciones Unidas le manifestó al alto Gobierno la existencia de un patrón de ‘posibles’ ejecuciones de inocentes para reportar ‘falsos positivos’, y así hacer mérito ante los superiores. Gustavo Petro realizó un debate en el Congreso, en el 2006, denunciando esta infame práctica. El Procurador General de la Nación envió al Gobierno Nacional, en junio del año pasado, una comunicación oficial en la que alertaba sobre el fenómeno. Incluso, la Embajada de los Estados Unidos, en noviembre del 2007, le remitió una carta al Ministro de Defensa manifestando su preocupación por estos hechos. Ante las denuncias de la prensa y la presión de la comunidad internacional, el Gobierno creó el pasado 3 de octubre una comisión interna, que en 24 días encontró la existencia de serios indicios sobre la comisión de delitos para presentar resultados. Me pregunto, ¿por qué dejaron pasar tanto tiempo para abrir la investigación interna? Por qué en el 2003, cuando comenzaron a aparecer evidencias claras sobre la existencia del fenómeno, no se realizó la indagación ni se tomaron medidas? ¿Por qué cuando Naciones Unidas en el 2004 alertó sobre el patrón de conducta criminal en una parte importante de nuestras fuerzas armadas, no se hizo nada? ¿Por qué se descalificó el debate de un congresista con pruebas sólidas que hoy se evidencian como ciertas? ¿Por qué ante los llamados de atención de mediados del 2007, no se tomaron medidas correctivas? Si algo se hubiera hecho, las probables 700 ejecuciones extrajudiciales que han tenido lugar este año, no hubieran sucedido. Si estuviéramos ante un Gobierno serio y responsable, que de verdad creyera y actuara con transparencia, miles de inocentes estarían hoy vivos. Pero los responsables de la política de seguridad esperaron hasta que la verdad se volvió inocultable, y en menos de un mes encontraron indicios graves, sobre todo, lo que se les había venido advirtiendo desde el 2003. Por eso, aunque la medida tomada es un paso en la dirección correcta, llega tarde, muy tarde para los miles de inocentes, que en nombre de una política de Estado, fueron asesinados. Pronto, los familiares de las víctimas, con justa razón, demandaran al Estado y todos nosotros pagaremos. Finalmente, como advirtió el Fiscal General, es posible que estemos frente a un delito de lesa humanidad, frente al cual, los militares no serán los únicos responsables. caballerocesar@yahoo.com '' Si estuviéramos ante un Gobierno serio y responsable, que de verdad creyera y actuara con transparencia, miles de inocentes estarían hoy vivos.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido