Correos, claves del soborno a exfuncionario de Ecopetrol

E-mails entre exdirectivos de Petrotiger muestran cómo se habría dado este caso de corrupción.

Joseph Sigelman, uno de los directivos de PetroTiger acusado de soborno.

Fernando Ariza

Joseph Sigelman, uno de los directivos de PetroTiger acusado de soborno.

POR:
enero 09 de 2014 - 12:28 p.m.
2014-01-09

Una de las pruebas reinas en poder de las autoridades estadounidenses para imputarles cargos en noviembre pasado a Joseph Sigelman, excabeza de la multinacional Petrotiger que presta servicios petroleros en Colombia, al exdirectivo Knut Hammarskjold y al abogado Gregory Weisman de esa compañía, son los correos que el FBI les filtró a los ejecutivos.

Los e-mails obtenidos por los fiscales de Estados Unidos y el FBI muestran cómo los funcionarios, hoy investigados, le habrían pagado en el 2010 un soborno a David Durán, quien se desempeñaba como ingeniero de proyectos en esa empresa. Lossobornos de 333.500 dólares (644 millones de pesos) tenían como objetivo que Durán consiguiera la aprobación de Ecopetrol para que Petrotiger se quedara con un contrato de 40 millones de dólares de Mansarovar Energy.

La justicia norteamericana conoció de reuniones que se hicieron personalmente, conversaciones telefónicas y correos que revelaron cómo se desarrolló este caso de corrupción internacional y que sacude al sector petrolero.

Un correo del 20 de diciembre del 2009 da cuenta de cómo los exdirectivos de Petrotiger comenzaron a buscar a personas en Ecopetrol que les pudieran ayudar para que se les concediera el contrato. También da pistas que indicarían que podría haber más funcionarios involucrados en el hecho, además de David Durán, algo que están investigando hoy las autoridades colombianas.

“Si Ecopetrol tiene que aprobar (el contrato con Mansarovar Energy), tienen un comité para evaluarlo. El funcionario y otro funcionario de Ecopetrol hacen parte del comité, pero ellos no pueden aprobarlo por sí solos. Ellos tienen que incluir a su líder y a otras personas. Ellos están dispuestos a ayudar pero necesitan saber en qué parte vamos del proceso. Espero instrucciones”, dice el correo que un empleado de Petrotiger le envió a otro de esa compañía ese 20 de diciembre.

Nueve días después el mismo empleado le vuelve a enviar un correo a uno de los exdirectivos contándoles cómo avanza el caso. “Aquí tenemos la última conversación con los chicos de Ecopetrol. Pues bien, hoy otro equipo de allá nos está ayudando mucho, tratando de que el asunto quede cerrado”, dice el email.

Otro de los mensajes revelados por el FBI ante la justicia norteamericana, fue enviado el 29 de mayo del 2010, en el que Sigelman les daba instrucciones a Weisman y a otro empleado de Petrotiger. En el email les pide “enviar los datos para la transferencia”. El 31 de mayo un empleado le responde que “ya recibió la información de Colombia” y le da los datos de la esposa de David Durán para realizar la transacción.

Tras verificar los correos, un investigador privado del FBI buscó las transacciones bancarias de las cuentas de los ejecutivos de Petrotiger. Es así como encuentra que se hicieron cuatro pagos de sobornos de la siguiente manera:

Un primer pago del 14 de septiembre del 2010, por66.700 dólares, otro fechado el 12 de octubre por 133.400 dólares, uno del 6 de diciembre por66.700 dólares y finalmente, un giro del 28 de diciembre por otros 66.700 dólares.

El 14 de septiembre del 2010 Ecopetrol aprobó el contrato entre la multinacional y Mansarovar Energy.

Los exdirectivos justificaron el gasto de los 333.500 dólares ante la contabilidad de la empresa afirmando que se trataba de un pago que le hacían a la esposa de David Durán por supuestos servicios de asesoría, prestados el 31 de julio del 2010. Un correo del 7 de octubre del 2010 mostraría cómo se fraguó el engaño: “Esto es lo que necesito para salir el viernes. Lo he caracterizado como un préstamo o avance de la oficina de Bogotá de Petrotiger para que podamos bajar la contabilidad”, dice el correo que un ejecutivo le envió a Weisman.

En el expediente también se ve cómo el 8 de octubre del 2010, mientras se encontraba en Nueva Jersey, Weisman hizo que Petrotiger trasladara 133.400 dólares de su cuenta a la cuenta de la esposa de Durán, pero la transacción fue rechazada “porque el nombre y el número de la cuenta no coincidían”, dice el expediente.

Ante el inconveniente, en la acusación se leen una serie de correos del 12 de octubre en los que los ejecutivos piden confirmar datos para poder realizar el giro cuanto antes. Finalmente en uno de los correos le responden a Weisman que el traslado puede hacerse a la cuenta de Durán. Es así como el 12 de octubre hacen el giro desde una cuenta de Nueva York a la cuenta del exfuncionario de Ecopetrol en Colombia.

Las interceptaciones de correos también muestran conversaciones por e-mail entre Weisman y la esposa de Durán. En uno de esos correos la esposa del ingeniero dice: “gracias por el pago de hace dos semanas. Por favor realizar el otro pago esta semana del 50 por ciento”.

REDACCIÓN JUSTICIA

Siga bajando para encontrar más contenido