Los correos electrónicos que enredan a Acemi

La Fiscalía abrió una investigación preliminar contra esta asociación de empresas de medicina.

La Fiscalía abrió una investigación en contra de Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral.

Archivo Portafolio.co

La Fiscalía abrió una investigación en contra de Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral.

POR:
marzo 13 de 2014 - 04:21 p.m.
2014-03-13

A partir de correos y grabaciones que encontró en los dos últimos años la Superintendencia de Industria y Comercio, la Fiscalía abrió una investigación en contra de Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi) y 14 EPS que se habrían puesto de acuerdo para “restringir los servicios de salud y afectar la transparencia en el sector”.

Uno de esos correos electrónicos fue enviado en marzo del 2007 por Marcela Camacho, directora médica de Acemi, a sus afiliados.

En este la exdirectiva decía: “Se acuerda que Acemi enviará el formato del año anterior, que las EPS lo revisarán e intentarán enviar información para valorar en cada procedimiento cuánto pueden costar los elementos no POS y proponer topes de cobertura”.

Esas pruebas fueron recopiladas por la Superintendencia en los archivos revisados en medio de una intervención del Gobierno a Saludcoop en el año 2011.

Desde esa época se viene investigando la responsabilidad penal de Acemi en el desfalco a la salud.

En esos expedientes que fueron evaluados por la Fiscalía, hay listas con una extensa relación de procedimientos médicos.

Allí, cada EPS decía si debían ser autorizados o no.

Al final, según los votos con una X, se decía si había consenso sobre la prestación del servicio.

La Fiscalía pidió, en esa época, a la Superintendencia copia del proceso para establecer las conductas delictivas que se podrían tipificar y cuya principal prueba los cientos de correos electrónicos y copias de actas de reuniones en las que se habría planeado la estrategia.

En el expediente está la declaración de un jefe financiero de una EPS según la cual en la autorización de procedimientos médicos la empresa seguía “en forma complementaria los lineamientos establecidos por Acemi”, testimonio que ratificó la tesis de que la agremiación era la que articulaba toda la operación.

En marzo del 2007, Lucía Torres, funcionaria de Acemi, pidió a las EPS enviar urgentemente la lista de pacientes que entre el 2000 y el 2007 recibieron trasplantes y los costos, incluyendo medicamentos.

“Acemi realizaba un análisis y reenviaba la información a las EPS, que lograban datos detallados de sus competidores”, dice el proceso.

REDACCIÓN JUSTICIA

Siga bajando para encontrar más contenido