Corte desigual en madereras

Aunque no muestran signos preocupantes de desaceleración, las tres principales empresas que comercializan tableros y aglomerados de madera en el país tuvieron un comportamiento desigual en el primer trimestre de este año.

POR:
mayo 09 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-09

La empresa de mejor resultado fue Pizano que elevó sus ingresos operacionales de 44.235 a 46.773 millones de pesos, gracias a la colocación de mayores volúmenes, indicador que elevó 5 por ciento. Sin embargo, sus márgenes disminuyeron por factores como la revaluación y tuvo que reducir precios para responder al ciclo del mercado. Además, sus utilidades tuvieron un ligero retroceso, 0,9 por ciento, al ubicarse en 5.228 millones de pesos. El presidente de esta empresa, Enrique Camacho, sostuvo que a pesar de todos los inconvenientes la construcción sigue impulsando la demanda del sector, y los productores de muebles hacen sus pedidos normalmente. Tablemac, empresa en la que participa como mayor accionista individual el Grupo Empresarial Antioqueño (GEA), considera en su informe trimestral que la tasa de cambio afectó sus ingresos, que cayeron 2,5 por ciento a marzo de este año, para ubicarse en 22.557 millones de pesos. La revaluación favoreció la mayor oferta de productos importados, impulsado por las ampliaciones de capacidad instalada puestas en marcha durante el año pasado por competidores en la región. La empresa chilena Masisa, que es otro de los primeros jugadores de este negocio e importa a Colombia productos desde su plantas en Venezuela y otros países, elevó las ventas de tableros de partículas, pero lo atribuyó básicamente a un aumento (10,7 por ciento) en los precios. En efecto, las colocaciones en volumen de esa línea cayeron en Colombia cerca del 22 por ciento durante el primer trimestre del 2008. Por eso y otros motivos, el margen operacional de la compañía bajó del 1,3 por ciento a 0,4 por ciento y el de explotación de 2 a 1,1 por ciento. Desde el cuatro trimestre del 2007 esta compañía viene señalando problemas debido a la menor disponibilidad de importaciones y el control cambiario en el vecino país para la compra de productos del exterior. De hecho, en el cuarto trimestre del año pasado las ventas de Masisa Colombia cayeron de 6,3 a 5,5 millones de dólares y fueron los resultados de los otros ejercicios las que salvaron el balance anual. No obstante, reporta normalidad en las mercancías en tránsito que comercializa en el mercado nacional. Aún así, en los últimos días, trabajadores del consorcio Masisa, que integran las empresas Fibranova, Andina y Oxinova, en Guyana, mantienen un diferendo por la convención colectiva que ha causado dificultades a los transportadores. Un motorista que presta servicios a la empresa manifestó al diario Correo de Caroní, de Venezuela, que tienen que esperar hasta cinco días para poder sacar los envíos a Colombia por la militarización de la fábrica. En total, las ventas en Colombia de Masisa, empresa que ha manifestado su interés en comprar o adquirir una planta en el país, pasó de vender 7,7 millones de dólares, unos 17.000 millones de pesos, en los tres primeros meses del año pasado a 6,3 millones de dólares (11.600 millones de pesos), en igual periodo de este año.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido