Corte protege igualdad de sindicatos en las U

Las directivas de las universidades no pueden impedir que sus empleados decidan constituir un sindicato, en ejercicio de la libertad de asociación, para defender sus garantías laborales y evitar así ser afectados por decisiones unilaterales contrarias incluso a la estabilidad económica de sus familias, sentenció la Corte Constitucional.

POR:
noviembre 29 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-29

Según la corporación, las instituciones de educación superior tampoco pueden aprobar determinaciones que impliquen, en la práctica, desalentar, desmotivar, obstaculizar o sancionar a quienes opten por hacer parte de una organización de esa naturaleza. Así lo dijo el alto tribunal en un fallo de tutela al ordenarle a la Universidad San Buenaventura, Seccional de Cali, aplicarles a dos de sus trabajadores sindicalizados la totalidad de los beneficios laborales previstos para aquellos servidores de tal centro que decidieron no asociarse. La orden, dispuso la corporación al proteger los derechos a la igualdad y a la libre asociación, debe ser cumplida por esa casa de estudios dentro de las 48 horas siguientes a la comunicación de esta providencia, cuya ponencia elaboró el magistrado Jaime Araújo. “Las actuaciones del empleador -afirmó la corporación- no pueden afectar la libre voluntad de sus trabajadores, ya sea para constituir agremiaciones sindicales, afiliarse o permanecer en ellas”. La tesis del alto tribunal es que el derecho de asociación tiene carácter voluntario y depende de la autodeterminación del individuo. “En este orden de ideas -dijo la Corte-, cualquier determinación adoptada por el empleador tendiente a generar en los miembros del sindicato la decisión de retirarse del mismo, ya sea por mejora en las prestaciones o diversos incentivos a aquellos trabajadores no sindicalizados, son considerados como comportamientos abiertamente violatorios del derecho de libertad de asociación”. Según el alto tribunal, “permitir que un pacto colectivo cree condiciones de tratamiento distinto que sean injustificadas implica una discriminación que afecta el derecho a la asociación sindical”. Según la Corte, la sumisión de los patronos a la Constitución de 1991 implica, por ejemplo, respetar los derechos ajenos, no abusar de los propios y obrar conforme al principio de solidaridad social. Tutela contra de la U San Buenaventura La orden de la Corte a la Universidad San Buenaventura, Seccional Cali, se produjo al aceptar las acciones de tutela presentadas por dos trabajadores sindicalizados que reclamaron la protección de sus derechos a la igualdad y a la libre asociación. El motivo: ese centro educativo suscribió un pacto colectivo que a ellos no se les aplica porque están afiliados al Sindicato de Trabajadores y Empleados Universitarios de Colombia, Sintraunicol. Mientras que los dos empleados relataron que, en el momento de presentar la tutela, la convención colectiva no estaba en vigencia, ese centro universitario dijo que no ha emprendido ninguna persecución sindical e indicó que no hay discriminación en torno a la libertad de asociación. Con todo, al estudiar los fallos de los jueces de instancia que no acogieron la totalidad de las pretensiones de estos dos empleados, la Corte dijo que ambos peticionarios están en una situación de discriminación. En la sentencia, el alto tribunal relató que tal seccional universitaria llega a la suscripción del pacto colectivo después de iniciada la actividad sindical y tras haber despedido a miembros del sindicato. Según el fallo: “eso es, tal y como ocurrieron las cosas, la Sala observa que queda en entredicho que la existencia del pacto colectivo del trabajo se deba a una liberalidad del empleador”.

Siga bajando para encontrar más contenido