Cosecha cafetera aportará más de $ 6 billones a la economía

Colombia produjo en los últimos 12 meses 13,6 millones de sacos de café, cifra que no se registraba desde hace 22 años. Renovación y mejora en la productividad, las causas.

La carga de café seco de trilla, a nivel interno, se está pagando hoy a un promedio de 720.000 pesos.

Archivo particular

La carga de café seco de trilla, a nivel interno, se está pagando hoy a un promedio de 720.000 pesos.

Finanzas
POR:
noviembre 06 de 2015 - 02:15 a.m.
2015-11-06

Aún no ha terminado la recolección de la cosecha cafetera más grande del presente año y el país ya registra una cifra récord de producción para lo que va de este siglo.

En efecto, la Federación Nacional de Cafeteros informó ayer que en los últimos 12 meses Colombia produjo 13,6 millones de sacos del grano, cifra superior a la pronosticada para este año, pues los cálculos más optimistas hablaban de 13,5 millones de sacos de 60 kilos, tipo exportación.

De acuerdo con recientes declaraciones del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, el aporte del sector cafetero a la economía superará los 6 billones de pesos en 2015, lo que convierte a la caficultura en una de las actividades que más impulsan el crecimiento del Producto Interno Bruto de este año.

Según el reporte de la Federación, el incremento de la producción nacional entre noviembre del 2014 y octubre pasado fue de 12 %, frente a igual periodo de un año atrás.

Así mismo, en los diez primeros meses del 2015 la producción cafetera colombiana creció 15 % y se ubicó en 11,4 millones de sacos de 60 kilos, frente a 9,9 millones de sacos registrados entre enero y octubre de 2014.

De la misma manera, durante el pasado mes de octubre la producción de café creció 24 %, al reportar 1,4 millones de sacos de 60 kilos.

Los anteriores niveles de producción no se registraban desde hace 22 años, lo que constituye una muy buena noticia para los productores y el sector.

Sin embargo, las directivas de la Federacafé aseguran que a pesar de los resultados positivos sobre el volumen de la cosecha de este año, los cafeteros enfrentan desafíos importantes relacionados con la necesidad de reducir los elevados costos de producción, generados principalmente por la escasez de recolectores y el encarecimiento de los fertilizantes ocasionado por el repunte del dólar, ya que estos insumos son importados, en su mayoría.

A esto se suma una mayor proporción de cafés de menor densidad como consecuencia del fenómeno de ‘El Niño’, pues la escasez de lluvias ha afectado la calidad del grano.

“Nos complace estar en los volúmenes de producción y exportaciones hoy registrados, ya que esto refleja que Colombia regresó a sus niveles históricos y se mantiene como un jugador importante en el mercado internacional. Sin embargo, nos preocupa mucho ver cómo cada día se reducen los ingresos del productor porque sus costos en algunos casos están por encima de sus inversiones. De manera decidida tenemos que trabajar unidos para devolver la rentabilidad al negocio cafetero”, dijo Roberto Vélez Vallejo, gerente general de la Federación de Cafeteros de Colombia.

CRECEN LAS EXPORTACIONES

Otra de las buenas noticias del sector es el incremento de las exportaciones, las cuales están aprovechando el incremento de la tasa de cambio.

En efecto, las ventas externas de Café de Colombia continúan a buen ritmo. Durante los últimos doce meses bordearon los 12,5 millones de sacos de 60 kilos, lo que equivale a 14 % más, en comparación con los 10,9 millones de sacos exportados en igual lapso de un año atrás.

En lo corrido del 2015 (enero-octubre), las exportaciones colombianas de café han crecido 17 %, al rebasar los 10,4 millones de sacos.

Mientras tanto, en octubre, las exportaciones fueron de 1,2 millones de sacos, es decir, 22% más que los 970 mil enviados a los mercados internacionales en el décimo mes del 2014.

Un dato que vale la pena resaltar es la participación del café en la canasta total de las ventas externas del país, que según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), durante el último año pasó de 4% a 7%.

PRECIO INTERNO

El incremento de la cosecha, el alto precio del dólar y las mayores exportaciones han logrado mantener el ingreso de las 600.000 familias cafeteras del país.

De acuerdo con los reportes diarios de la Federación, en la actualidad, la carga de 125 kilos, seco de trilla, se está pagando a un promedio de 720.000 pesos, es decir, por encima de lo que se ha establecido como el costo de producción del grano. Este valor, que se fija de acuerdo con el comportamiento de los precios internacionales del grano y la cotización del dólar, se ha mantenido en los últimos meses, con algunas excepciones.

EXPORTAR PEQUEÑAS CANTIDADES

A las noticias positivas sobre el aumento de la producción se suma la oportunidad de exportar lo que se conoce como pasilla, es decir, granos de menor tamaño afectados por la sequía, y que representa alrededor del 10 % de la producción nacional. Además, el Gobierno aprobó recientemente despachos al exterior de pequeñas cantidades (menos de 60 kilos) a través del sistema de ‘courier’.