Cotización de productos del sector agrícola sigue descendiendo en mercado internacional

Así, al maíz, el trigo, la soya y el cacao, que han tenido caídas estruendosas, luego de subidas astronómicas, se sumó ahora el algodón, que ha tenido un comportamiento similar.

POR:
noviembre 28 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-28

Primero, una ganancia del 29,21 por ciento registrada entre el primer día hábil de enero y el martes 4 de marzo, al pasar de 68,88 centavos de dólar por libra a 89 centavos, en el mercado de la Bolsa de Nueva York (Nyse).

Luego, entre esa fecha y el pasado jueves 27 de noviembre, cuando cerró a 46,15 centavos, la caída en el precio ha sido del 32,99 por ciento.

Sin embargo, la caída ha sido mucho más pronunciada entre el pasado 18 de septiembre (cuando se declaró la crisis financiera internacional) y este lunes, dos meses en los que ha perdido 21,44 por ciento.

Las razones del comportamiento de la fibra son las mismas que para las otras materias primas: los inversionistas (fondos de inversión) que aceleraron la liquidación de sus posiciones de compra cuando se desencadenó la debacle financiera y, por ende, mandaron el precio al piso.

Nuevamente, esto demostró que las inversiones de fondos, regularmente en títulos valores como los inmobiliarios, los bonos de los gobiernos y las participaciones en las empresas que no cotizan en bolsa, se reorientaron hacia el sector agrícola, mercado del que conocían poco.

En Colombia, a la baja

Ahora, mientras en el norte llueve, en el sur no escampa, tal es el caso de Colombia, donde las áreas sembradas con la fibra marcan una tendencia a la baja desde el año 2005 cuando llegó a un 'pico' de 73.306 hectáreas sembradas durante todo el año.

Al cierre del 2008, con un área sembrada de 39.727 hectáreas, la merma es del 45,8 por ciento con respecto al 2005; solo durante el primer semestre de este año se cultivaron 28.086 hectáreas, once por ciento menos con respecto al mismo período del 2007.

Las razones para esta reducción de las áreas sembradas obedecen, particularmente, a tres factores, según varios analistas del sector agropecuario consultados.

En primer lugar se tiene la escasa oferta de tierras con sistemas de riego, que hoy se las disputan los cultivadores de arroz y de maíz, o del producto que sea mejor pago en el mercado y que terminaron por disparar el precio de la tierra en arriendo.

Vale la pena destacar que los cultivadores de algodón, lo mismo que los de otros de ciclo corto, no son los dueños de la tierra, por lo cual la demandan en un mercado de arriendos cada ciclo de cultivo.

Además de la tierra, otros costos de producción también han tenido incrementos durante este año, como los fertilizantes y la mano de obra.

Según un analista consultado, además de la caída en el área sembrada, la productividad por hectárea también ha caído como consecuencia del invierno que ha padecido el país durante lo corrido de este año.

Por lo anterior, la rentabilidad se ha mantenido a la baja, por lo que muchos cultivadores han dejado de lado al algodón.

Siga bajando para encontrar más contenido