Coyuntura/Bienvenido el pragmatismo comercial

Esperemos que en la Alianza que está por cerrarse también haga presencia el pragmatismo y se pueda poner en la práctica este esquema, que va más allá de los aranceles y las normas de origen y que ya tiene desarrollos institucionales entre los países que hacen parte de la OMC.

Coyuntura/Bienvenido el pragmatismo comercial

Bloomberg

Coyuntura/Bienvenido el pragmatismo comercial

POR:
diciembre 17 de 2013 - 12:36 a.m.
2013-12-17

Hace algunos días, el mundo recibió la buena noticia de que se había logrado acuerdo en la Conferencia Ministerial que tenía lugar en Bali y que se había identificado por algunos pesimistas como el evento para darle sepultura a los esfuerzos por avanzar en la Ronda lanzada en Doha muchos años atrás, a finales del año 2001.

Esta organización, en la que cada vez es más complejo alcanzar el consenso, en esta ocasión incluso fue amenazada por los intentos de llevar a su foro un problema de las magnitudes del embargo que mantiene Estados Unidos contra Cuba.

Y al preguntarles a los expertos que participaron en la reunión ministerial cuál sería el factor que explica que se haya logrado acuerdo, algunos identifican el liderazgo del recién elegido director general, Roberto Azevedo, el brasileño que alcanzó la dirección de la organización después de haberse desempeñado como un técnico, un panelista y finalmente como embajador.

Pero sin desconocer el papel central del nuevo DG, el elemento sobre el que quisiera llamar la atención es el pragmatismo.

Para juzgar los logros alcanzados, es importante mencionar que lo que se ha denominado el paquete de Bali se puede dividir en tres temas: desarrollo, facilitación al comercio y agricultura.

En materia agrícola, se aclaran las flexibilidades en materia de los programas que mantienen los países en desarrollo con entidades que intervienen en el mercado, como lo que recientemente se anunció en Colombia en el tema de la papa. Igualmente, se reiteró la voluntad para la eliminación de los subsidios a las exportaciones agrícolas y disciplinas para el uso de los contingentes o cuotas que algunos países tienen hoy como resultado de su compromiso de acceso a mercados de la Ronda Uruguay.

En materia de facilitación, se incluyen múltiples disciplinas que en el caso de Colombia en su mayoría ya están en los Tratados de Libre Comercio (TLC), firmados con Estados Unidos y la Unión Europea.

Entre muchas disciplinas dirigidas a facilitar la operación del comercio internacional, se obliga a los países a implementar resoluciones anticipadas que son pronunciamientos de las autoridades vinculantes sobre el tratamiento que recibirán los bienes una vez importado y se convierten en una importante herramienta de certeza jurídica sobre la regulación que se le aplicará a un producto.

En el tema de facilitación se acordó un innovador esquema en el que cada país establece para cada disciplina si puede cumplirla inmediatamente o si se tiene que tomar un tiempo y lo hace explícito e incluso si necesitaría apoyo técnico o financiero del resto de países para poder cumplir.

Igualmente, se establece una revisión de todas las disciplinas en materia de trato especial y diferenciado y se reitera el compromiso de dar acceso a los mercados a los países menos adelantados.

Si se revisan los acuerdos logrados, lo que se encuentra es un gran acomodo a todos los intereses.

Para algunos, esta flexibilidad va a propiciar la tan temida fragmentación entre los países en desarrollo.

Existen en la agenda de política comercial mundial otros esquemas o bloques que se están creando con el Acuerdo Transpacífico al que pertenecen Chile, Singapur, Nueva Zelandia, Brunéi Australia, Canadá, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Perú y Vietnam.

La Unión Europea y Estados Unidos negocian un Acuerdo Transatlántico y también se negocia un Acuerdo Comprehensivo que se conoce por sus siglas en ingles RCEP Australia, China, India, Japón, Corea y Nueva Zelandia.

En nuestra región la Alianza del Pacífico sigue en la agenda de Chile, México, Perú y Colombia y se espera una reunión de cierre en el corto plazo.

Estos arreglos de formación de bloques, además de profundizar los Tratados de Libre Comercio se caracterizan por abordar el tema regulatorio desde diferentes perspectivas.

Desde el establecimiento de mecanismos para garantizar la participación en los procesos de cambio de reglas de juego, hasta la ambiciosa homologación de estándares que permitirán la creación de mercados con una escala que haga factible el desarrollo de cadenas globales de valor.

Es en este escenario en el que se evidencia la presencia del pragmatismo en la política comercial… la innovación para ajustar las circunstancias particulares de cada participante es un elemento clave.

Esperemos que en la Alianza que está por cerrarse también haga presencia el pragmatismo y que se pueda poner en la práctica este esquema que va más allá de aranceles y normas de origen, que ya tiene desarrollos institucionales entre los países.

Sería ideal que en el corto plazo se puedan ver resultados en inversiones conjuntas de los países de la alianza para llegar a Asia, y en proyectos de innovación en diferentes sectores.

Olga Lucia Lozano F.

Consultora estrategia en comercio internacional

Siga bajando para encontrar más contenido