La coyuntura económica externa y sus efectos en lo local | Finanzas | Economía | Portafolio

La coyuntura económica externa y sus efectos en lo local

Durante el último año, la Reserva Federal de E.U. (FED) ha reducido en 325 pbs su tasa de interés de intervención, respondiendo al débil desempeño de la actividad económica tras crisis hipotecaria.

POR:
septiembre 24 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-24

Dicha crisis comenzó a mediados del 2007 y desde entonces se ha transmitido a los mercados financieros y a algunos sectores económicos, generando un deterioro de los mercados de renta variable, una desvalorización del dólar frente a las demás monedas del mundo, un incremento en los niveles de inflación y desempleo, una caída en la actividad industrial y del sector construcción, entre otros factores.

El lunes de la semana pasada, Lehman Brothers, la cuarta banca de inversión más importante por nivel de activos en Estados Unidos, anunció que se acogió a la protección del capítulo 11 (como es conocida la ley de bancarrota en ese país), tras no poder encontrar un socio estratégico que la capitalizara.

Las negociaciones de esta banca de inversión con Barclays, Bank of America (Bofa) y el Korea Development Bank no se pudieron concretar, razón por la cual las cotizaciones de las acciones del sector financiero presentaron una importante desvalorización, presionando la caída de los mercados de renta variable a nivel global. Simultáneamente, se concretaba la fusión entre Merril Lynch y el Bofa, y el otorgamiento de un crédito por 85.000 millones de dólares a la aseguradora American International Group (AIG) por parte de la Reserva Federal. Bajo este escenario, el Dow Jones presentó el jueves un ascenso de 3,9 por ciento tras haber presentado una caída de 7,1 por ciento entre el 12 y el 17 de septiembre.

Además de los efectos sobre la actividad económica y el mercado de renta variable estadounidense, la crisis financiera ha tenido efectos importantes sobre el precio de los bienes primarios, las tasas de interés y los mercados cambiarios. El Embi+ Global presentó un incremento de 192 pbs desde septiembre del año pasado y se ubica actualmente cerca de las 400 unidades.

Bajo este contexto, los inversionistas han buscado refugio en los activos considerados más seguros, de manera que, entre el inicio de la crisis y septiembre de este año, el precio del oro ha aumentado 26 por ciento. Adicionalmente, las tasas de interés de negociación de los tesoros de Estados Unidos han tenido una disminución significativa, los tesoros a 2, 10 y 30 años han caído 251, 111 y 75 pbs, respectivamente.

Tras el anuncio de la adquisición de Merrill Lynch y el crédito otorgado por la FED a AIG, la tasa Libor a tres meses se incrementó en 39 pbs, lo que sumado a la reducción de la tasa de interés de intervención en E.U. desde el año pasado (actualmente se ubica en 2 por ciento), ha llevado al spread entre estas tasas a 119 pbs. Desde agosto del año pasado, el diferencial entre la Libor y la tasa de interés de intervención presenta un incremento de 90 pbs, lo cual evidencia una disminución en la liquidez del mercado monetario en E.U.

Por otro lado, pese a que la crisis económica en este país generó inicialmente una desvalorización del dólar frente a las principales monedas del mundo, durante las últimas semanas este comportamiento ha presentado una corrección. Lo anterior, ha sido influenciado fundamentalmente por la caída en los precios del petróleo. De esta manera, en el último mes, el euro se ha desvalorizado 2,6 por ciento frente al dólar.

Del mismo modo, la coyuntura económica externa también ha tenido efecto sobre la dinámica de los mercados locales. Durante el último mes, el mercado de deuda pública local presentó una desvalorización, con las tasas de negociación de los TES con vencimiento julio 2020 aumentando 38 pbs.

Por su parte, la tasa de negociación del TES con vencimiento en mayo 2009 presentó una caída de 19 pbs durante este período, lo que nos indica que la mayor aversión al riesgo de los inversionistas por activos de economías emergentes ha generado una mayor prima para los títulos de la parte larga de la curva de rendimientos (cabe resaltar que durante los últimos doce meses las tasas de los TES mayo 2009 y julio 2020 cayeron 25 y 179 pbs, respectivamente).

El Embi+ de Colombia se ubicaba el jueves de la semana pasada en 299 unidades, con un incremento de 66 pbs durante el último mes y de 137 pbs desde septiembre del 2007.

Los efectos de la crisis económica en E.U. también se han visto reflejados en el mercado de renta variable local. Teniendo en cuenta que desde la emisión de las acciones de Ecopetrol el comportamiento de este mercado ha estado altamente correlacionado con la evolución de los precios del petróleo, en la última semana la respuesta del mercado obedeció fundamentalmente a las noticias en torno a la crisis financiera estadounidense y a la caída en los precios del petróleo, de modo que durante el último mes el Igbc ha presentado una caída de 4,7 por ciento.

Corficolombiana cree que de no tener efecto las medidas impulsadas por la FED y de mantenerse la situación de estos últimos meses a nivel externo, en Colombia se puede esperar una disminución en la inversión extranjera de portafolio; una caída en el valor de las exportaciones (ante un menor ritmo de crecimiento global), y una desvalorización aun mayor de los activos de renta fija y renta variable. Este escenario se torna aún más preocupante se tiene en cuenta que a nivel local nos enfrentamos a la existencia de presiones inflacionarias, altas tasas de interés, y una desaceleración en el sector industrial y el sector construcción, entre otros factores.

Siga bajando para encontrar más contenido